Importancia
 

El 3 de octubre de 1803, Miguel Hidalgo se trasladó al pueblo de Dolores en donde recibió la parroquia. Hidalgo se alojó primero en la casa que había heredado de su hermano, José Joaquín, cambiándose al año siguiente a la que el cura José Salvador Fajardo mandó construir en 1779.  En este edificio, conocido entonces como la Casa del Diezmo, habitó Hidalgo hasta el año de 1810. 

Instalado el cura Hidalgo en la casa, estableció en ella una escuela nocturna para formar artesanos y adiestrar músicos. Periódicamente, se llevaban a cabo representaciones teatrales, tertulias y breves lecciones acerca de las doctrinas racionalistas de la época que hidalgo exponía a los oyentes. 

Sin embargo, los hechos que dieron celebridad a esta casa fueron la realización de algunas juntas conspiratorias, como parte de la conjuración de San Miguel el Grande, y el acuerdo tomado por Hidalgo, Allende y Aldama de apresurar el movimiento armado por la independencia, una vez que la conspiración de Querétaro fue descubierta. De este sitio, la madrugada del 16 de septiembre de 1810, los caudillos se dirigieron hacia la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores a llamar al pueblo a rebelarse contra el mal gobierno. 

Tras la salida de los insurgentes hacia San Miguel el Grande, la casa fue saqueada. Desde entonces y hasta el término de la Guerra de Independencia, fue ocupada simultáneamente por uno y otro bando para diversos usos. Consumada la independencia, la casa volvió a pertenecer a la Iglesia hasta 1859, cuando debido a la aplicación de la Ley de Nacionalización de Bienes Eclesiásticos, pasó a ser propiedad particular. 

En junio de 1863, el presidente de la República, Benito Juárez, en su paso por Dolores hacia San Luis Potosí declaró la casa “Monumento Nacional”. Desde entonces comenzó a llamarse Casa de Hidalgo. 

El 15 de septiembre de 1864, el emperador Maximiliano de Habsburgo celebró por primera vez la “ceremonia del Grito”.

A partir de 1940, el presidente Lázaro Cárdenas estableció que el “Grito” se diera desde el pórtico de la iglesia parroquial.
 

Descripción del inmueble


El museo Histórico Curato de Dolores se ubica en la última morada de Miguel Hidalgo y Costilla antes del estallido del movimiento de Independencia, una finca construida en 1779, y que fuera también Casa del Diezmo. Desde esta residencia salió la madrugada del 16 de septiembre hacia el Templo de Dolores para dar el Grito de Independencia y convocar al pueblo para emprender la lucha armada.

Esta edificación forma parte del conjunto de recintos de valor histórico que integran la Ruta de la Independencia, y que fueron renovados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) con motivo del Bicentenario del inicio de la gesta de 1810.
 

Temáticas tratadas en el Museo Histórico Curato de Dolores


El nuevo discurso fue realizado por la historiadora y curadora Guadalupe Jiménez Codinach, quien propone la figura de un Miguel Hidalgo y Costilla más humano al explorar la historia de su familia, desde la relación que llevó con sus medias hermanas, y la importancia que tuvieron estas mujeres para él desde la muerte de su progenitor y se responsabilizó de ellas. También se hace mención de su paternidad a partir de pruebas documentales presentes en el análisis historiográfico de los últimos años.

El Museo del curato de Dolores ofrece, a los distintos públicos, distintas facetas del prócer: el párroco, el teólogo, el empresario del pueblo de Dolores, el miembro de una familia de la época, el activista que participaba de movimientos previos al estallido de la insurgencia y el personaje central de la gesta; temas abordados desde un entramado entre su biografía y la historia, de tal modo que a la par de presentar al Hidalgo humano se van narrando acontecimientos de la Independencia.

El recorrido museográfico inicia con la historia de los orígenes del pueblo de Dolores, la fundación de la parroquia, la llegada de Hidalgo a Dolores en 1803, convirtiéndose en el párroco número 22 del lugar; también aborda la historia de la casona del siglo XVIII, hoy sede del museo, sitio donde Hidalgo recibió el aviso de Juan Aldama de que la conspiración había sido descubierta, y desde donde salió la madrugada del 16 de septiembre al templo de Nuestra Señora de los Dolores para hacer el llamado al pueblo a rebelarse contra el mal gobierno.

Las salas del recinto son: Origen de la Congregación de Dolores, Los Antecedentes, Vida de Miguel Hidalgo y Costilla, La revolución de las mentes (1765-1792), El botafuego de la rebelión, Recámara, Sala de Guerra, Comedor y Cocina y Sala Homenaje.

La presentación del nuevo discurso, a lo largo de diez salas se basa en ambientaciones de la época, donde se presentan alrededor de 80 piezas, entre las que sobresalen los anteojos de Miguel Hidalgo y Costilla, incunables y facsimilares de los libros que leía el caudillo; un libro notarial donde se muestra estampada su firma y la partida de bautismo donde consta su nombre de pila: Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga.

Para la nueva museografía también se elaboraron réplicas de pinturas y grabados relativos a Hidalgo y al movimiento de Independencia, que se suman a piezas históricas que recibieron tratamientos de conservación y restauración para ser nuevamente exhibidos: esculturas religiosas, armas, mobiliario y libros del siglo XVIII.

Otras piezas que se muestran son reproducciones de objetos de uso cotidiano mandadas hacer ex profeso a artesanos de la región que respetaron la manufactura del siglo XVIII, entre éstas destaca la vajilla del comedor y un gran farol ubicado en el zaguán, donde comienza la visita al museo.


Servicios disponibles en el Museo Histórico Curato de Dolores


Se cuenta con espacios para talleres infantiles, zonas de descanso y servicios sanitarios.  Además, hay una Sala de Homenaje que se utiliza para eventos cívicos principalmente por instancias educativas, la presidencia municipal, asociaciones civiles, y presidencias de otros municipios.  Existen prestadores de servicios turísticos, ajenos al museo, que realizan visitas guiadas.


Horario
 

Martes a  sábado de 10 a 17:45 horas.
Domingos de 10 a 16:45 horas.


Contacto
 

Encargada del Museo Histórico Curato de Dolores
Sra. Agapita Gutiérrez Mendiola.
Teléfono y fax: 01 (418) 182 -  0171.

También te puede interesar

Contacto

Atención a Medios de Comunicación

  Patricia Rosales
  Arturo Méndez