Diego Prieto Hernández, director general del INAH, y Irene Espinosa Cantellano, subgobernadora del Banxico, durante el recorrido inaugural de la muestra. Foto Mauricio Marat, INAH.

 

*** Reforma, Libertad, Justicia y Ley. La moneda del Ejército Libertador del Sur en el centenario luctuoso de Emiliano Zapata se presenta en el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec
 

*** Se conforma por 139 piezas, entre monedas, medallas y billetes de la Revolución Mexicana y contemporáneos, que son parte de la Colección Numismática del Banxico
 


    

El 10 de abril de 1919, una lluvia de balas acabó con la vida del Caudillo del Sur. A casi cien años de ese acontecimiento, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Banco de México (Banxico) organizan la exposición temporal Reforma, Libertad, Justicia y Ley. La moneda del Ejército Libertador del Sur en el centenario luctuoso de Emiliano Zapata, que reúne parte del dinero fabricado en ese momento y que sostuvo su movimiento armado.

Exhibida en el Museo Nacional de Historia (MNH), Castillo de Chapultepec, la muestra está conformada por 139 piezas, entre monedas, medallas y billetes de la Revolución Mexicana, así como contemporáneas, pertenecientes a la Colección Numismática del Banxico, la más importante del país en su género.

Al inaugurar la exposición, Diego Prieto Hernández, director general del INAH, señaló que la exhibición da comienzo con las jornadas a través de las cuales el INAH y el Gobierno de la República conmemorarán el centenario luctuoso del caudillo suriano, “son monedas que tienen interés de diversa índole: histórica, numismática, y por supuesto, también obras de diseño y de expresiones originales y auténticas".

“Esta colección —aunó— habla de las dificultades que enfrentó la insurgencia campesina para poder armar un plan de gobierno y económico. Parte de estas tareas consistieron en proveer de monedas a las comunidades y regiones zapatistas para hacer transacciones comerciales”.

Acompañado de José Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH; el historiador Salvador Rueda Smithers, titular del MNH, puntualizó que la muestra abre el día del nacimiento de Zapata, para cerrar en la fecha centenaria de su asesinato (abril de 2019). Esta vez, dijo, se aprecian monedas raras, algunas de ellas únicas, de circulación restringida por las duras condiciones de la guerra revolucionaria.

“De las marcas zapatistas casi nada queda, ese infortunio da importancia adicional a esta exposición, y mostrarlas en el Museo Nacional de Historia deriva en el redescubrimiento y divulgación de los trabajos de un héroe singular y de sus seguidores”, precisó.

Por su parte, la maestra Irene Espinosa Cantellano, subgobernadora del Banxico, manifestó que la colaboración entre el INAH y Banxico ha sido intensa desde 2013. Refirió que con esta exposición, el Banxico, además de atender su mandato legal propio de la banca central, cumple el propósito de fomentar la cultura mediante la divulgación numismática que es patrimonio histórico de México.

Juan Cristóbal Díaz Negrete, jefe técnico de la Oficina de Acervo Numismático del Banxico y curador de la muestra, explicó que en la época revolucionaria el sistema monetario de México estaba compuesto por monedas de oro, plata y bronce, y billetes de diversos bancos privados establecidos por todo el país. Esta situación terminó abruptamente en 1913, con la orden de Victoriano Huerta, que forzaba a los bancos a entregar sus reservas metálicas y sacar al mercado billetes de baja denominación, situación que derivó en un colapso bancario.

“El país se inundó de papel moneda que carecía de valor, al tiempo que la moneda metálica desaparecía de la circulación. Nacieron entonces las monedas de necesidad revolucionaria, muchas de las cuales fueron acuñadas en territorio zapatista (Morelos, Estado de México y Guerrero, principalmente). La acuñación de éstas estaba encaminada a remediar la escasez de circulante y cubrir los salarios de la tropa”, acotó.

Los materiales utilizados en la acuñación de monedas fueron plata (con restos de oro debido a la imposibilidad del ensaye), cobre, bronce, latón y hasta cartón y barro. También las técnicas de fabricación variaron, e iban desde piezas fundidas, hasta otras finamente troqueladas.

En la primera parte de la exposición destacan 27 monedas zapatistas de Morelos, probablemente fabricadas con maquinaria y por personal del Ingenio de Atlihuayán, y otras de Taxco, Guerrero. En las primeras es posible leer la inscripción “MORELOS”, “E.L. DE MORELOS”, “E. DE MOR.” o “MOR”. Las denominaciones son de 2, 5, 10, 20 y 50 centavos, así como de 1 peso.

La segunda sección está integrada por 50 monedas de Guerrero, muchas de ellas se identifican por las iniciales “G”, “E.D.G.” y principalmente “GRO”. A este grupo corresponden piezas de 2, 5, 10, 20, 25 y 50 centavos, así como de 1 y 2 pesos, hechas con diferentes metales: plata, cobre, latón y plomo. Algunas indican con claridad su procedencia: Taxco, Atlixtac, Campo Morado, Suriana, Cacahuatepec y Cacalotepec.

En este apartado es posible admirar una moneda de 2 pesos acuñada en Atlixtac, en 1914, cuya diferencia de otras piezas zapatistas está en el campo del reverso que es prácticamente liso; además se muestra otra fabricada en las cercanías de Texcoco, Estado de México, realizada de manera artesanal con barro rojo cocido, su denominación es de un centavo y corresponde a 1915.

En la penúltima sección se presentan 29 monedas hechas en los municipios mexiquenses de Amecameca, Tenancingo y Toluca, así como 18 billetes zapatistas que circularon entre 1913 y 1916, hechos en su mayoría por el Banco Revolucionario de Guerrero.

La última parte de la muestra aborda la presencia de la imagen de Zapata en las monedas y los billetes mexicanos, la cual se dio de manera tardía. El retrato del caudillo agrarista apareció por vez primera en octubre de 1992, en los billetes de 10 Nuevos Pesos, tipo C; posteriormente, en los billetes de 10 pesos, tipo D. Asimismo, al cumplirse el centenario del inicio de la Revolución Mexicana (2010), se acuñaron monedas de 5 pesos alusivas a Zapata; en la exposición se exhiben seis de esas monedas, tres de los billetes mencionados y cuatro medallas.

El montaje es complementado con un video interactivo, piezas contemporáneas alusivas a Zapata pertenecientes a la colección del MNH, y cuatro pinturas en gran formato, también del acervo del recinto, de autores como Jorge González Camarena, Arnold Belkin y José Reyes Meza.

Reforma, Libertad, Justicia y Ley. La moneda del Ejército Libertador del Sur en el centenario luctuoso de Emiliano Zapata permanecerá hasta abril de 2019 en la Sala Siglo XX del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec. Horario: martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas. Acceso con el boleto de entrada al museo.


Exposición temporal El cumpleaños de Carlota

El cumpleaños de Carlota es una propuesta artística inspirada en las memorias de José Luis Blasio, secretario particular de Maximiliano Habsburgo, sobre la estancia en Puebla del emperador y su esposa durante junio de 1865.

Bajo la curaduría del arquitecto y museógrafo independiente, Francisco Jesús Rivas Penney, la exposición busca acercar al público, en especial a los niños, a la vida cotidiana durante el Segundo Imperio de Maximiliano —mayo de 1864 a junio de 1867—, y reconstruir de manera hipotética cómo los mexicanos convivían con franceses, austriacos y otros extranjeros en el día a día.

“Carlota, esposa de Maximiliano, celebró en la ciudad de Puebla sus dos primeros cumpleaños como emperatriz de México, por ello, la muestra temporal trata de exhibir los protocolos de la corte y personajes importantes que acompañaban a los emperadores durante aquel Segundo Imperio”, señaló Rivas.

Se trata de tres maquetas con muñecos de calavera hechos de fieltro a mano. La primera escena muestra las celebraciones en honor a Carlota, realizadas en la Plaza y Catedral de Puebla; en la segunda es posible apreciar las relaciones diplomáticas, estrategias políticas y actos en beneficio de la emperatriz efectuadas en el Palacio Episcopal, y finalmente, el tercer diorama reconstruye el baile al que asistió la aristocracia poblana y extranjera en la antigua alhóndiga de la ciudad.

Elaborados con fieltro, también son exhibidos el escudo del Segundo Imperio, y de manera individual los muñecos de Benito Juárez, Maximiliano de Habsburgo y Napoleón III. Además, se incluye la reproducción de un cuadro de Carlota con una muñeca de la emperatriz al lado. Cabe mencionar que el cuadro original se puede admirar en el Salón de Música del Alcázar del Castillo de Chapultepec y fue pintado por el artista alemán Franz Winterhalter.

El cumpleaños de Carlota permanecerá hasta noviembre próximo en el Patio de Cañones del MNH.


 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (Boletín 260.pdf)Boletín 260[ ]

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

El rostro del sol