INAH
Inicio boletines Declaratorias El Modernismo y la Revolución
El Modernismo y la Revolución
(1 voto, media 5.00 de 5)
Jueves, 18 de Marzo de 2010 09:51
smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

 

En México, primero surgieron las revoluciones intelectuales que causaron el movimiento.

 

Escritores insurrectos
 

REBELDÍA CREATIVA INCITÓ LA REVOLUCIÓN: SABORIT


*** Basado en una literatura cuestionadora, el Modernismo alentó el espíritu revolucionario en contra del régimen porfirista

*** El historiador Antonio Saborit señaló que pese a su relevancia esta corriente no ha sido valorada ni estudiada a profundidad

En México, primero surgieron las revoluciones culturales e intelectuales que dieron paso al movimiento armado de 1910, indicó el historiador Antonio Saborit,  al dictar la conferencia La batalla de las letras. Escritores y la vida pública antes de la Revolución.

“Con la llegada del Modernismo a nuestro país, en 1880, se calentaron los ánimos revolucionarios en la escritura y se empezó a realizar una literatura crítica del  entorno social, político y económico, y ya no la autocomplaciente del régimen porfirista”.

El historiador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), comentó que en el siglo XIX, antes de comenzar la Revolución Mexicana, la literatura estaba concebida como una herramienta más para crear o reforzar la conciencia nacionalista y los sentimientos patrios del país que se encontraban en plena formación.

Durante su ponencia en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH), Saborit señaló que la obsesión de los grandes pensadores de la época era establecer las bases sobre las cuales se debían sentar los principios de la nueva nación, tales como la ética y las leyes.

El ensayista de la Dirección de Estudios Históricos, del INAH, detalló que el Modernismo se caracterizó por una rebeldía creativa, plasmada en la literatura con una renovada estética del lenguaje.

Este movimiento literario encabezado por intelectuales como Amado Nervo, Manuel Gutiérrez Nájera, Salvador Díaz Mirón, José Juan Tablada, Jesús Valenzuela, Enrique González Martínez, Luis G. Urbina y Julio Ruelas, entre otros, sentó las bases de una literatura cuestionadora que hasta nuestros días se sigue realizando pero con otras características.

“Se conoce por Modernismo a la renovación del espíritu que se manifiesta en el arte, la literatura, la ciencia y la política, porque estaba en desacuerdo con las acciones del régimen imperante.

“El escritor José Emilio Pacheco ha sintetizado el término de una manera extraordinaria al decir que ‘el Modernismo logra en el campo de la cultura lo que los afanes independentistas en la política y la economía no hicieron a lo largo del siglo XIX’, es  decir, que la cultura logra revolucionar el pensamiento luego de que los movimientos armados fracasaron”, destacó Saborit.

En este sentido, los modernistas eran definidos como unos aguafiestas, como un puñado de sujetos incómodos que cuestionaban por primera vez al régimen porfirista; no obstante sus críticas, Díaz no le daba importancia a sus textos y menospreciaba el alcance que pudieran tener.

Cabe destacar que este grupo de intelectuales también cobró relevancia por el trabajo multidisciplinario que desarrollaban. La obra plástica de Julio Ruelas les dio una identidad gráfica.
 
Incluso —relató Antonio Saborit—, “José Juan Tablada decía que se llegó al grado de que los textos de la Revista Moderna se hacían a partir de los dibujos de Ruelas. Tal es el caso de un par de poemas que escribió Amado Nervo inspirados en la obra del artista”.

No obstante la relevancia de esta corriente, que después tuvo eco en movimientos literarios posteriores como los Decadentistas, Contemporáneos, el Estridentismo y el propio Ateneo de la Juventud, hasta ahora no ha sido valorada ni estudiada a profundidad, consideró.

“En cierto modo, la primera historiografía de la Revolución Mexicana se encargó de menospreciar a la mayor parte de escritores y artistas que por azares del destino les tocó nacer en el México gobernado por Porfirio Díaz. Y después de la Revolución hubo una crítica y repulsión contra todo lo relacionado con la época porfiriana”.

Durante muchos años sus escritos, obras y proyectos comunes estuvieron en el olvido, y fue hasta los años 60, en el contexto de la recuperación de la figura y obra de Rubén Darío, que en México se dio un movimiento de revaloración de este grupo.

Como parte de los Festejos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, de la Cámara de Diputados, el  Centro de Investigación y Docencia Económicas, y el INAH, publicarán los textos Reflexión en torno a los bicentenarios, los tiempo de la Independencia y Revolución, resultado de la serie de conferencias que especialistas en temas históricos han ofrecido y dictarán en meses próximos.

Última actualización el Jueves, 23 de Mayo de 2013 11:03
 

Insurgentes Sur No. 421, Colonia Hipódromo, México D.F. CP 06100 Teléfonos 4040-4624 y 4040-4300 - Comentarios sobre este sitio de internet

INAH - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

Evaluación anual de los 235 sitios web gubernamentales del Gobierno Federal enmarcado en el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción (PNRCTCC) en 2011.         Evaluación anual de los 235 sitios web gubernamentales del Gobierno Federal enmarcado en el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción (PNRCTCC) en 2012.