Diego Prieto

El Secretario de Cultura, al centro; Teresa Franco a la izquierda, y Diego Prieto a la derecha.

 

 

El secretario de Cultura del gobierno federal, Rafael Tovar y de Teresa, designó al antropólogo Diego Prieto Hernández como encargado de la Dirección General del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), luego de que la historiadora María Teresa Franco y González Salas renunciara al cargo.

Hasta esta fecha, Diego Prieto se había desempeñado como secretario técnico del instituto y anteriormente fue coordinador nacional de Antropología y director del Centro INAH Querétaro.

Estudió la licenciatura en Antropología Social en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), así como la maestría en Ciencias Antropológicas en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Diego Prieto ingresó al INAH en marzo de 1991, donde ha realizado diversas investigaciones sobre etnografía, movimientos sociales, patrimonio cultural y políticas culturales.

Entre 2012 y 2013 fue coordinador académico de la línea de investigación sobre Pueblos indígenas y procesos socioambientales, dentro del proyecto Etnografía de las Regiones Indígenas de México.

Algunas de sus publicaciones son: “Ar ‘ñani, ar mpöti ne ar mui. Trayecto, mudanza y destino. Difuntos, ánimas y antepasados en la cosmovisión de los pueblos otomíes de Querétaro”, en el volumen Creando mundos, entrelazando realidades. Cosmovisiones y mitologías en el México indígena, tomo III (INAH, 2014); “Encantos y artificios. Mediadores de lo sagrado entre los ñäñho, los ñañha y los xi’ói de Querétaro”, en el libro Los sueños y los días. Chamanismo y nahualismo en el México actual, tomo V (INAH, 2014), así como Los pueblos indígenas de Querétaro, compendio monográfico (CDI/UAQ, 2014), entre otros. 

Ha recibido los premios otorgados por el INAH: Manuel Gamio, en 2010, al mejor trabajo de Planeación estratégica y gestión del patrimonio cultural, por el Expediente técnico y postulación del espacio cultural: Lugares de memoria y tradiciones vivas de los pueblos otomí chichimecas de Tolimán. La Peña de Bernal, guardián de un territorio sagrado.

En 2005, el premio Francisco de la Maza, a la mejor investigación en el campo de Conservación del patrimonio arquitectónico por el Expediente técnico para la declaratoria de las misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro como Patrimonio de la Humanidad.

Recibió en dos ocasiones la mención honorífica del Premio Miguel Covarrubias, en la categoría de Mejor diseño e instalación de exposición, por los trabajos: Los pueblos indios de Querétaro (2000) y Ya ximhai xa nsu. Territorios de lo sagrado (2012).

En un acto celebrado en la Secretaría de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa agradeció a María Teresa Franco la “fuerza, tesón y creatividad” que ha entregado al INAH durante su gestión.

Por su parte, Franco y González Salas agradeció a Rafael Tovar el haber compartido “una vida juntos alrededor de grandes temas como la identidad, la historia y la defensa del patrimonio”, y su comprensión y apoyo para impulsar las tareas del INAH.