Foto

A partir de este 28 de junio, la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, a través del INAH, se hace cargo de los trabajos de conservación y restauración de la escultura ecuestre de Carlos IV. Foto Héctor Montaño INAH

 

 

* Teresa Franco, titular del INAH, recibió oficialmente la escultura y resaltó la enorme responsabilidad de tomar la estafeta para recuperar la obra elaborada por Manuel Tolsá


* El trabajo se desarrollará en dos fases: en la primera se harán estudios y se establecerá el proyecto de restauración; la segunda comprenderá la ejecución de las obras

 

 

A partir de este 28 de junio, la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se hace cargo de los trabajos de Diagnóstico e Intervención para la Conservación y Restauración de la Escultura Ecuestre de Carlos IV y su Pedestal (El Caballito). Estas acciones se desarrollarán en articulación con el Gobierno de la Ciudad de México, por medio del Fideicomiso Centro Histórico, y con la participación de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de la mencionada Secretaría de Cultura.


La entrega oficial de la pieza por parte del Fideicomiso Centro Histórico se efectuó en las instalaciones del Museo Nacional de Arte (Munal). La escultura fue recibida oficialmente por la directora general del INAH, Teresa Franco, quien resaltó la enorme responsabilidad que representa tomar la estafeta para recuperar la obra elaborada por Manuel Tolsá, de valor excepcional.


La titular del INAH se comprometió a que el instituto trabajará con el mayor respeto al monumento histórico y artístico, para lo cual se documentarán todos los pasos de intervención, y anunció que el proceso será susceptible de constante transmisión al público interesado en el destino de la escultura, de modo que se podrá dar seguimiento permanente a lo que acontezca durante el proceso de recuperación de la misma.


Los trabajos estarán conducidos por la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), bajo la batuta de la restauradora Liliana Giorguli, y serán acompañados por la UNAM, la UAM e instituciones de carácter internacional, con quienes se mantendrá diálogo constante.


En representación del Gobierno de la Ciudad de México, el director general del Fideicomiso Centro Histórico, José Mariano Leyva, tras hacer la entrega de la escultura para su diagnóstico y posterior intervención, dijo que a partir de este proceso, el INAH y el Fideicomiso afinan los mecanismos para que las intervenciones que se hagan a futuro en el primer cuadro de la capital sean de la mayor calidad.


Adelantó que ya se dialoga sobre protocolos y nuevos sistemas de protección del patrimonio cultural del Centro Histórico de la capital del país.


La restauradora Liliana Giorguli presentó el Proyecto de Restauración de El Caballito; subrayó que la escultura de Manuel Tolsá, inaugurada en 1803,  es un monumento histórico cuya significación cultural y artística exige abordar su problemática de conservación de manera rigurosa, y para ello se generará un proyecto integral de intervención en dos etapas:


La primera, entre julio y septiembre del presente año, estará enfocada a elaborar el diagnóstico por medio de la caracterización de los materiales constitutivos que conforman la obra y la determinación de las alteraciones y deterioros de la escultura y su pedestal.


A partir de ello, se integrará el proyecto ejecutivo con la opción más adecuada de conservación-restauración. En la segunda etapa, que iniciará en octubre próximo, se efectuarán las acciones de conservación y restauración derivadas del  diagnóstico y que se establecerán en el proyecto.


El equipo interdisciplinario que trabajará en la estabilización material y la recuperación de los valores estéticos y la legibilidad del monumento, son especialistas del INAH, adscritos principalmente a la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, a la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos y a la Escuela Nacional de Conservación Restauración y Museografía, Manuel del Castillo Negrete.


Participarán expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco, y se tendrá la opinión de consultores de Italia, España y Estados Unidos, entre otros, con quienes se abrirá una mesa de comunicación y contacto regular, por medio de videoconferencia, para sostener una retroalimentación académica.


Entre los estudios científicos a realizar destacan: análisis electroquímicos, análisis metalográficos, espectrometría infrarroja y análisis de fluorescencia y de difracción de rayos X, los cuales se complementarán con estudios de estabilidad estructural de la escultura y del pedestal.


En los primeros días, el monumento será liberado del andamiaje y mallas que lo han resguardado hasta este momento, para proceder a un registro fotográfico detallado.


La exposición de la escultura a la lluvia en esos días no provocará un deterioro adicional ni afectará su estabilidad. Al cabo de las acciones anteriores, una vez culminado dicho registro, se instalará el andamiaje profesional (estructura multidireccional, plataformas de trabajo, mallas de protección y techumbre) requerido para el desarrollo de los trabajos. 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (boletin169.pdf)Boletín[Descargar]164 kB