Cursos para proteger museos y zonas arqueológicas de incendios. 

 

Para proteger, en caso de contingencia, los bienes culturales muebles e inmuebles que se resguardan en zonas arqueológicas y museos de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) impartió curso de capacitación Prevención, Detección y Combate de Incendios, dirigido a su personal de seguridad distribuido en todo el país.

El curso que fue inaugurado por Alfonso de Maria y Campos, director general del INAH, quien señaló que esta actividad forma parte de las tareas permanentes establecidas en el Programa de Prevención de Desastres en Materia de Patrimonio Cultural (Previnah).

Durante la capacitación que concluyó este viernes y que también fue recibida por personal de los museos nacionales de Antropología, de las Culturas y del Virreinato, así como del Templo Mayor, el titular del INAH indicó que actualmente se lleva a cabo un proceso de modernización de instalaciones, que implica también el equipamiento contra incendios, como equipos de bombeo, de extintores y entrenamiento de cuadrillas.

Además, instruyó a los representantes de las áreas de seguridad de los 31 Centros INAH del país, a consolidar una cultura de la prevención mediante una actualización constante que permita anticiparse, en la medida de lo posible, a un determinando riesgo y minimizar su impacto.

De Maria y Campos señaló que los conocimientos derivados de las conferencias impartidas por especialistas del Centro Nacional de Prevención de Desastres, la Comisión Nacional Forestal, el Heroico Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal, la UNAM, la Dirección de Seguridad a Museos y la Escuela Nacional de Restauración, Conservación y Museografía (ENCRyM), ambas del INAH, habrán de ser transmitidos por los responsables de las área de seguridad en sus respectivos centros de trabajo, a fin de que tenga un efecto multiplicador.

Como parte de las conferencias impartidas, el especialista Víctor Sánchez Vásquez, de la ENCRyM, explicó los diferentes tipos de extinguidores: de agua, de dióxido de carbono y el de polvos químicos; y de las distintas clases de incendios con base al material que se quema, que va desde combustibles secos (madera, cartón, papel), combustibles líquidos derivados (petróleo, gasolina), presencia de corriente eléctrica, entre otros.

En el curso Prevención, Detección y Combate de Incendios también se recordó el significado de las señalizaciones preventivas que se encuentran en las zonas arqueológicas y museos, como las que indican qué hacer en caso de siniestros y emergencias, las informativas, de accesibilidad y precaución.

De acuerdo con el monitoreo del Previnah, en lo que va de este año se han registraron incendios en la Zona Arqueológica de Monte Albán, en Oaxaca, y en el Centro Histórico de Santa Rosalía, en Baja California Sur, registrados el 22 y el 19 marzo, respectivamente, sin que se hayan suscitado daños al patrimonio cultural.

El curso Prevención, Detección y Combate de Incendios que concluyó este viernes 24, abordó temas como Prevención de riesgos en laboratorios, Tratamiento de residuos peligrosos, Medidas preventivas en inmuebles y zonas arqueológicas, Protección civil: Prevención y combate de incendios, Métodos de extinción de incendios, entre otros.