Judíos en América

Se trata de tres documentos en pequeño formato en los que el personaje de ascendencia judía narra su vida y su fe. Foto: Héctor Montaño, INAH.

 

 

 

*** El retorno a México. El Manuscrito de Carvajal, con sede en el Museo Memoria y Tolerancia, exhibe los tres documentos donados al pueblo de México

 

*** A nombre de la secretaria de Cultura, Diego Prieto,  titular del INAH, destacó la recuperación del manuscrito que habla de la diversidad cultural e histórica del país

 

“Este es un día de gran importancia para México, para sus instituciones culturales y, sobre todo, para el patrimonio documental de los mexicanos. Recobrar el Manuscrito de Carvajal es recuperar una pieza muy importante que habla de la diversidad cultural e histórica que constituye las profundas raíces de nuestro país”, manifestó Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

 

Durante la conferencia inaugural de la exposición El retorno a México. Manuscrito de Carvajal, en el Museo Memoria y Tolerancia, en representación de María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura, el antropólogo Prieto Hernández destacó la satisfacción que representa para la Secretaría de Cultura y para el INAH, el regreso a México del antiguo documento.

 

Este manuscrito, dijo, es una muestra de cómo los lazos de la rica cultura mexicana se extienden lo mismo hacia el pasado milenario de los pueblos prehispánicos, que a las antiguas culturas europeas o las civilizaciones de los africanos que llegaron al país en condición dolorosa, pero que ahora nutren el sabor y el saber de esta nación pluricultural.

 

“Tenemos el firme compromiso de proteger, conservar, estudiar y difundir el patrimonio histórico y cultural de México, particularmente su patrimonio documental. La reincorporación del Manuscrito de Carvajal nos confirma que más allá de los obstáculos y desafíos, encontramos en la colaboración, la unidad y el respeto por la memoria de los pueblos, los principios compartidos por nuestras sociedades”.

 

A nombre de la secretaria María Cristina García Cepeda, Diego Prieto agradeció al filántropo Leonard L. Milberg su generosidad y determinación para devolver a México este documento, al tiempo que reconoció el esfuerzo del Consulado General de México en Nueva York, y de las secretarías de Cultura y de Gobernación, para recuperar un patrimonio documental desaparecido hace aproximadamente 85 años.

 

Tras reconocer que esta donación y regreso a México del manuscrito se hace en honor del señor Rafael Kalach, miembro de la comunidad judía en México, el director general del INAH subrayó que el Manuscrito de Carvajal es un valioso documento de la historia, una crónica de un periodo fundamental para México y un tesoro documental que el país recupera para enriquecer la cultura y la herencia de todos. 

 

Sharon Zaga, directora ejecutiva del Museo Memoria y Tolerancia, afirmó que el regreso del documento al país implica un importante ejercicio de la recuperación de la memoria, crucial en la narración de la historia de la intolerancia y también de la diversidad en México.

 

“Esperemos que el retorno a México del Manuscrito de Carvajal refuerce nuestro compromiso con el respeto a la diversidad y reactive todas las luchas encaminadas a la promoción y la defensa de la dignidad humana, la defensa del otro y el respeto de las diferencias que construye el real sentido de la palabra tolerancia”.

 

Diego Gómez Pickering, cónsul general de México en Nueva York, a nombre del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, refirió que la recuperación del documento considerado el testimonio más antiguo de un judío en América, representa una ocasión para rendir homenaje a todos los mexicanos, entonces novohispanos, que perdieron la vida por sus creencias.

 

“Pero también una ocasión para que todos los días defendamos no sólo la libertad de culto sino la de creencia, y lo hagamos en nuestro entorno personal, como sociedad y como país, dentro de nuestras fronteras y más allá de ellas. El respeto a todas las religiones con la conciencia de que la estigmatización ha generado y podrá seguir generando los más grandes horrores en la humanidad”, concluyó.

 

Rafael Kalach, a nombre de Leonard Milberg, donador del manuscrito, comentó que el filántropo neoyorkino se dijo orgulloso por regresar el importante documento a México, al que se refirió como un vecino maravilloso, un socio comercial y amigo de Estados Unidos, país que prosperó con inmigrantes, como su familia.

 

La exposición El retorno a México. El Manuscrito de Carvajal consta de tres cuadernillos pequeños que reflejan el primer testimonio de vida de la población judía en el continente americano; se trata del primer escrito que revela cómo una comunidad escondida vivió en lo que hoy es México.

 

Los tres manuscritos son de gran valor, en especial el denominado Memorias de Luis de Carvajal, un pequeño cuadernillo elaborado en papel de trapo (9 cm de ancho por 10.5 cm de largo) con 46 páginas, en el que el judío escribe su historia desde que sale de Europa hasta su llegada a la Nueva España, la vida de su familia en Veracruz y los momentos antes de ser apresado por la Inquisición y sentenciado a morir en la hoguera.

 

Los otros dos textos son de orden religioso: Los artículos de nuestra sagrada fe o Lex Adonai o La ley de Dios (11 cm de ancho por 9.8 de largo), compuesto por cuatro hojas en latín remarcadas con letras de oro, aborda los aspectos religiosos que profesaba. Se consideraba a sí mismo un rabino, un iluminado que debía de llevar la palabra de Dios a todo el mundo. En tanto, El modo de adorar a Dios y exercicio devotísimo de oración (9 cm de ancho por 11.5 de largo), lo utilizaba para orar en la celebración del Yom Kippur (Día del Perdón). Consta de 46 fojas y es un preámbulo de la oración que incluye algunos rezos del Antiguo Testamento.

 

Los documentos fueron sustraídos ilegalmente del país en 1932 por Jacob Nachbin, de ascendencia judía, polaca, brasileña y estadounidense, y habían permanecido fuera de México más de ocho décadas. Tras ser recuperados son exhibidos en el citado museo para, posteriormente, estar bajo el resguardo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH).

 

En la conferencia inaugural también estuvieron Katia Schkolnik, directora del Centro Carvajal Sefarad, e invitados como Luis Cacho, director general de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Cultura, y Baltazar Brito, director general de la BNAH, quien personalmente reconoció y autentificó el manuscrito, además de viajar a Nueva York para supervisar su retorno a México.    

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (2017_110.pdf)Descargar[Boletín 110]

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Mayapán, Yucatán