El plano contiene elementos de aprendizaje visual, kinestésico y auditivo. Foto Melitón Tapia INAH.

 

 

 

*** Mapas interactivos, lecturas y audiovisuales sobre el patrimonio cultural sumergido están a disposición del público en la exposición que presenta el Museo Nacional de Antropología
 

*** También cuenta con cédulas en braille para facilitar la experiencia de los visitantes con discapacidad visual

 

Un nutrido contenido lúdico, apto para todo público, acompaña la exposición El último viaje de la fragata Mercedes, que se presenta de manera gratuita en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Nacional de Antropología (MNA), donde permanecerá hasta el próximo 2 de octubre.

Niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad podrán enriquecer su experiencia mediante tres módulos interactivos que resaltan la importancia de esta muestra organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y que se exhibe por primera vez fuera de España.

Laura Guzmán Rodríguez, subdirectora de Comunicación Educativa de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones, explicó que el primer apartado de la Sala Lúdica gira en torno a la arqueología subacuática y consiste en una serie de estaciones táctiles con réplicas de las monedas extraídas de la fragata Mercedes, hundida tras un sorpresivo ataque británico, el 5 de octubre de 1804.

Buscamos acercar al público los distintos procesos de restauración que se realiza en las monedas desde que son extraídas del mar. Esta actividad tiene la ventaja de que al ser táctil y estar acompañada por cédulas en braille, es accesible tanto para normovisuales como para personas con discapacidad visual”.

Lo anterior se acompaña de visores instalados a distintas alturas de la sala, los cuales plantean la metáfora audiovisual de un paisaje marino, al tiempo que transmiten fragmentos de videos sobre las más recientes investigaciones hechas por el INAH en el campo de la arqueología subacuática.

El segundo módulo es de animación a la lectura, contiene tanto libros infantiles como novelas históricas y textos especializados vinculados con la exposición: Trafalgar, de Benito Pérez Galdós, o Pasajeros de Indias. Viajes trasatlánticos en el siglo XVI, de José Luis Martínez, entre otros.

También hay un diario de a bordo con frases de personajes como Graham Moore, comandante inglés que ordenó el ataque a la flota Mercedes y sus 273 tripulantes, marinos españoles del siglo XIX e investigadores contemporáneos que han estudiado el pecio.

La idea es que los visitantes compartan su opinión en torno al debate de a quién correspondía el tesoro hallado en el derrelicto: a Perú, de donde salió la embarcación; a la compañía cazatesoros Odyssey, que sustrajo el cargamento de más de medio millón de monedas y algunos otros objetos en 2007; o al gobierno español, que ganó el juicio tras un litigio de cuatro años en Estados Unidos, en defensa de este patrimonio cultural.

Tras detallar que el diario de a bordo es también apto para la escritura en braille, la historiadora Laura Guzmán explicó que el tercer módulo cuenta con un mapa interactivo denominado La Nueva España, el gran puerto, en el que se posiciona al actual territorio de México en los contextos geográfico e histórico de la fragata Mercedes.

El plano contiene elementos de aprendizaje visual, kinestésico y auditivo; por medio de imanes, que representan fragatas inglesas o españolas (entre ellas el famoso Galeón de Manila), comandantes, productos de la época y onomatopeyas a manera de historietas gráficas, el público puede recrear el combate de cabo de Santa María, en la costa portuguesa, o construir su propia historia.

Sumado a este contenido, se han programado dos actividades recreativas para los fines de semana: los sábados (del 30 de julio al 20 de agosto, a las 11:00 horas) se impartirá el taller “Monedas de chocolate”, en el cual grupos de 15 personas elaborarán una moneda comestible con diseños alusivos al tesoro de la fragata; los domingos (a partir del 21 de agosto, a las 11:00 y 17:00 horas) estarán dedicados a la representación teatralizada Vestida de mar, que recreará la batalla naval que tuvo lugar en aguas del Atlántico. El cupo para ver la obra está limitado a 30 asistentes.

La finalidad es tender un puente emocional entre el patrimonio cultural sumergido y la mayor cantidad de público, para que conozca el valor de las piezas recuperadas del pecio y que se presentan en la exposición, y crear conciencia sobre el cuidado de estos bienes, bajo la premisa que no puede conservarse lo que no se conoce y lo que no se aprecia”.

El acceso a la exposición como a sus actividades lúdicas es gratuito. El último viaje de la fragata Mercedes se exhibe en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Nacional de Antropología, ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi s/n, Bosque de Chapultepec. Horario: martes a domingo, de 9:00 a 19:00 horas.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20160729_boletin_197.pdf)Descarga[Boletín 197]2174 kB