Máscara de tigre. Foto Museo Regional de Chiapas. Foto INAH.

 

 

 

*** Integrada por más de 40 piezas, la muestra da a conocer la importancia de estos objetos durante los periodos prehispánico, virreinal y contemporáneo
 

*** Se presenta en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Regional de Chiapas

 

Compuesta por más de 40 piezas, la exposición temporal Máscaras y rostros de Chiapas: símbolos y tradiciones, da cuenta del uso de estos objetos en rituales funerarios durante la época prehispánica y en diversas festividades del periodo virreinal, algunas de las cuales continúan vigentes.

La muestra, que se exhibe en el Museo Regional de Chiapas, reúne piezas procedentes de los cuatro museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esa entidad: Regional de Chiapas, de Sitio de Toniná y de Palenque, y Arqueológico de Comitán; se complementa con algunas colecciones pertenecientes al Museo de Los Altos de Chiapas, Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán.

Máscaras y rostros de Chiapas: símbolos y tradiciones surge a partir del éxito que tuvo hace dos años en las ciudades de México y de Mérida la exposición Máscaras mexicanas: simbolismos velados. La presente muestra recoge algunas piezas que formaron parte de aquella exhibición y se enriquece con otras más para explicar el uso de estos objetos culturales de tradición milenaria.

La directora del Museo Regional de Chiapas, Fanny López Jiménez, señaló que la máscara es un objeto de transformación que fue utilizada inicialmente con fines rituales y su uso era exclusivo de personajes importantes de la sociedad, sacerdotes o gobernantes. A diferencia de éstas, los rostros son retratos de personas que eran parte de la sociedad y generalmente se representaron en estelas, vasijas, decoraciones sobre muros, etcétera.

En la exposición se presentan máscaras y rostros que datan de alrededor del año 700 a.C., de la cultura mixe-zoque, algunas otras del periodo Clásico (300 d.C.- 950 d.C.) de la civilización maya, y piezas que se usan actualmente en festividades de la entidad.

La colección incluye 12 máscaras con espiga o mango (asa) pertenecientes a la etnia tzotzil, que fueron halladas en la entrada de la cueva Monte Virgen, en el paraje Emiliano Zapata, municipio de Chalchihuitán. Estas piezas, elaboradas con madera tallada de cupapé, simulaban una barrera de guardianes que provocaría temor a los extraños y así proteger la ofrenda ceremonial que había en su interior. Actualmente forman parte del acervo del Museo Regional de Chiapas.

También se exhiben cuatro rostros mayas de estuco, procedentes del Museo de Sitio de la Toniná, que datan del periodo Clásico Tardío (600-900 d.C.); una máscara del candejo, confeccionada con piel de borrego y cuernos de venado amarrados con un lazo de ixtle, utilizada en la festividad de la Virgen de la Merced, que realiza la etnia tzotzil del 12 al 24 de septiembre en el municipio de Teopisca.

Asimismo, sobresalen las máscaras de monos y tigres (de madera tallada y policromada) usadas en las celebraciones del municipio de Ocozocoautla de Espinosa durante el carnaval zoque, estas festividades se realizan 40 días antes de la Semana Santa y con ellas da inicio la temporada de siembra. Los monos y los tigres son representaciones de persecución que simbolizan el día y la noche, respectivamente.

Otra piezas que predomina es la figurilla modelada policromada conocida como “el hombre-pájaro” u “hombre-ave”, la cual alude a un dignatario maya y fue localizada en un contexto funerario en la Tumba 1, Edificio 3 del grupo B de la Zona Arqueológica de Palenque, correspondiente al periodo Clásico (250-900 d.C.). Esta pieza se exhibe por primera vez en el Museo Regional de Chiapas.

El eje temático de la muestra está divida en tres módulos: La máscara. El rostro y la deidad, que aborda a la máscara prehispánica como un concepto universal de transformación del portador; La máscara. El rito y la fiesta hace referencia a la importancia de este objeto ritual en el mundo mesoamericano y aquellos que surgieron a raíz de la Conquista de México, y El arte y la máscara, que destaca el trabajo artesanal que existe en la manufactura de estas obras. 

Bajo la curaduría de la restauradora del INAH, Sofía Martínez del Campo Lanz, la exposición pretende ser itinerante. La intención es que durante 2017 recorra los museos del estado y así acercar el acervo a la mayor cantidad de público.

Máscaras y rostros de Chiapas: símbolos y tradiciones permanecerá abierta al público hasta abril próximo en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo Regional de Chiapas, ubicado en calzada de los Hombres Ilustres de la Revolución Mexicana s/n, colonia Centro, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Horario: martes a domingo, de 9:00 a 18:00 horas. La entrada es gratuita.  

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20170223_boletin_57.pdf)Boletín 57[Descarga]578 kB