El Carmen

Traje de Tehuana. Terciopelo olanes de encaje y flores bordadas. Foto Melitón Tapia INAH

 

 

 

*** Treinta atuendos de mujer de diversas regiones del país, conforman la exposición Las flores en el traje regional mexicano

 

*** La muestra se enmarca en la 160ª Feria de las Flores, organizada en este típico barrio de la Ciudad de México, desde 1856

 

 

Dar continuidad a una tradición que desde la época decimonónica existe en San Ángel, así como resaltar la ornamentación floral presente en diversos atuendos típicos de nuestro país, son los objetivos de la muestra Las flores en el traje regional mexicano, que se presenta en el Museo de El Carmen.

 

La exposición se integra a las actividades con las que el recinto museístico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) participa en la 160ª Feria de las Flores, que se organiza anualmente en este barrio capitalino desde 1856, tras el decreto emitido por el entonces presidente de la República, Ignacio Comonfort, con el fin de celebrar a la Virgen del Carmen.

 

El director del museo, Alfredo Marín Gutiérrez, recordó que la feria fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México en 2013, debido a que posee una enorme herencia histórica que data de 1617, cuando la Orden de los Carmelitas Descalzos empezaron a nivelar, fertilizar e irrigar las tierras de San Ángel para disponer en ellas huertas y jardines florales.

 

Indicó que la muestra se compone de 30 trajes típicos contemporáneos de mujer, elaborados a mano por artesanos mexicanos y que pertenecen a coleccionistas privados.

 

“Es una exposición no especializada pero sí muy representativa de la diversidad de flores e indumentaria regional que hay en nuestro país. La finalidad es que el público valore el trabajo que hay detrás de cada una de las prendas”, explicó.

 

En la exhibición, dispuesta en el Anterrefectorio y Refectorio del recinto, se pueden apreciar trajes de distintos estados de la República Mexicana, como Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Yucatán, Puebla y Baja California Sur, entre otros. Las telas con las que fueron elaborados van desde la seda, terciopelo, algodón, manta, hasta el tul (tejido ligero con estructura abierta).

 

El trabajo curatorial estuvo a cargo de Alfredo Marín Gutiérrez, apoyado por especialistas en diseño y artesanía mexicana, como Yolanda Ruiz, Rafaela Luft y Cecilia Molinero, esta última experta se enfocó a la conservación mínima de los atuendos con el fin de evitar en ellos deshilvanado o desprendimiento de material.

 

Un traje típico de china poblana, instalado en el centro del Anterrefectorio, recibe a los visitantes, quienes lo pueden admirar desde cualquier ángulo. El atuendo se compone por una falda bordada con lentejuelas en color rosa, predominantemente; en el frente presenta la imagen de un personaje con arco, flecha y penacho. Completan el conjunto una blusa blanca con motivos florales y un rebozo rojo tejido. A un lado se halla un sombrero de charro decorado con chapetas en negro y dorado.

 

Otra de las prendas que se muestran es el de tehuana, representativo de diversos municipios oaxaqueños de la región del Istmo de Tehuantepec, como Juchitán de Zaragoza, Matías Romero y Santo Domingo Tehuantepec. Está elaborado en terciopelo, olanes de encaje y flores bordadas con hilos de colores; además, tiene adicionados collares de gran tamaño, elemento fundamental de la identidad y estatus social de la mujer istmeña.

 

De igual forma, se presenta un traje amuzgo de la Costa Chica de Guerrero, denominado chueyno, manufacturado en telar de cintura. La pieza representa en su totalidad la visión y concepción que las tejedoras amuzgas tienen de su entorno.

 

Sobresalen también los vestidos de acateca, del estado de Guerrero; dos trajes de yalalteca de Oaxaca: uno conocido como laschsed, que consta de una tira bordada con seda ostentando de colores muy llamativos, y otro de gala en color negro; un conjunto ceremonial totonaca de Veracruz, y una indumentaria yucateca con bordado en punto de cruz, entre otros.

 

El montaje se complementa con flores coloridas de papel acomodadas a manera de arco que, a decir del director del museo, Alfredo Marín, reflejan un diseño sumamente creativo hecho por manos mexicanas.

 

Además de la exposición, durante la semana de la 160ª Feria de San  Ángel (16 al 23 de julio), el recinto expondrá el altar dedicado a la Virgen del Carmen, alojado en la Capilla Doméstica. Asimismo, alumnos del Cecati 13 de Coyoacán colocarán 20 arreglos florales compuestos de dalias, margaritas, orquídeas, lisianthus, geranios y alcatraces en el patio del Claustro.

 

La exposición Las flores en el traje regional mexicano permanecerá hasta el próximo 24 de septiembre en el Museo de El Carmen (avenida Revolución 4 y 6, esquina con Monasterio, colonia San Ángel). Horario: martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas. Costo de acceso: 55 pesos. Entrada libre para estudiantes, profesores y adultos mayores con credencial vigente. Los domingos el ingreso es gratuito para el público nacional con identificación oficial.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (boltin_242.pdf)Boletín[Descargar]827 kB

Atención a medios de comunicación

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Jade