Camino Real de Tierra Adentro

Restos de una antigua hacienda minera en Mineral de Pozos, Guanajuato. Foto tomada del libro.

 

 

 

*** Recientemente el INAH reconoció a ese municipio mexiquense como parte de esta ruta histórica

 

***  En 1563 se establecen las primeras encomiendas en esta la localidad

 

El Camino Real de Tierra Adentro no solamente trasladaba mercancías, bienes y servicios, en una ruta para llegar al norte (hoy, sur de Estados Unidos), sino que también transportaba ideas e ideologías, en cuyo cruce las culturas se enriquecieron y florecieron; se trata de la espina dorsal del México novohispano, que le dio sentido y grandeza a la gran cultura que hoy tenemos, destacó José María Muñoz Bonilla, coordinador nacional de Centros estatales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

 

Durante la presentación del libro Cinco siglos de identidad cultural viva. Camino Real de Tierra Adentro. Patrimonio de la Humanidad, en el municipio de Polotitlán, Estado de México, Muñoz Bonilla, en representación de Diego Prieto Hernández, director general del INAH, rememoró que desde 1992 la institución inició una serie de coloquios y encuentros para investigar esta histórica ruta, generar conciencia de su importancia, e impulsar su conservación y preservación.

 

Por su parte, Eduardo Gasca Pliego, secretario de Cultura del Estado de México, relató que esa entidad fue, desde su origen, un punto de paso entre la Ciudad de México y las ricas minas de plata de Zacatecas, por mencionar algunas, por lo que se desarrolló como un lugar de descanso para los viajeros y sus animales de carga, estableciéndose así los primeros mesones.

 

“Resulta significativo destacar que a las poblaciones de Tepotzotlán, Aculco y Jilotepec, ubicadas en la entidad, se sume Polotitlán, ya que el pasado 9 de julio, el INAH le entregó al municipio el facsímil del certificado de inscripción del Camino Real de Tierra Adentro en la Lista de Patrimonio Mundial, con lo que se le reconoce como parte de esta histórica ruta”, resaltó.

 

Afirmó que este municipio es repositorio innegable del glorioso pasado cultural y piedra angular del emblemático Camino Real de Tierra Adentro. Y si bien el tiempo y las condiciones naturales han transformado el entorno, aún persisten vestigios como fachadas, caminos, cornisas, puertas e incluso ruinas, de los aproximadamente 100 inmuebles que el INAH tiene clasificados.

 

Gasca Pliego expuso que a lo largo de 25 kilómetros de Camino Real y a través de veredas, desde la localidad de Encinillas hasta los límites con el estado de Querétaro, Polotitlán es digno propietario de un registro histórico sin precedentes, ya que a partir de 1563 se establecieron las primeras encomiendas, representadas por una villa, un fortín, cinco ventas, una troje, un gavillero (especie de almacén de granos), cuatro mesones y una mojonera, como parte de esta ruta comercial y cultural del siglo XVI.

 

El libro es una coedición entre el INAH y el Gobierno del Estado de México, a través del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal.

 

Posteriormente, funcionarios locales y estatales entregaron a José María Muñoz Bonilla, un reconocimiento al INAH por su labor en la conservación y preservación del patrimonio cultural, en la figura del Camino Real de Tierra Adentro.    

 

Durante la presentación del libro también estuvieron Víctor Bárcenas Sánchez, presidente municipal de Polotitlán; Ismael Ordoñez Mancilla, secretario ejecutivo del Consejo Editorial del Estado de México; Ricardo Arturo Jaramillo Luque, director del Centro INAH Estado de México, y la arqueóloga Josefina Gasca Borja, responsable de la investigación de esta vía histórica en ese estado por parte del instituto.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (2017_320.pdf)Descargar[Boletín 320]565 kB

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Quetzalpapálotl, Teotihuacan