Xochicalco

Este código de barras bidimensional, con información codificada en un cuadrado, permite enlazar gran cantidad de información albergada digitalmente. Foto: Melitón Tapia, INAH.

 

*** El proyecto Voz de la historia, Xochicalco consta de 60 audiocédulas, en español e inglés, instaladas en diversos puntos de interés en ambos espacios

 

*** Se pueden escuchar sin seguir una secuencia, a través de un enlace de código QR, cuyo lector viene incluido en la mayoría de los teléfonos móviles


    


La Zona Arqueológica de Xochicalco y su Museo de Sitio, en el estado de Morelos, son los primeros en contar con cédulas auditivas que difunden a detalle las características particulares de este sitio patrimonial, con lo que se busca mejorar la calidad de la visita pública.


Voz de la historia, Xochicalco es un proyecto piloto iniciado recientemente por arqueólogos, historiadores, restauradores, diseñadores gráficos y comunicadores de la zona arqueológica, apoyados por las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en su sede estatal, así como por la Dirección de Operación de Sitios y de la Coordinación Nacional de Arqueología.


El arqueólogo José Cuauhtli Alejandro Medina Romero, director del sitio arqueológico, detalló que se instalaron 30 audiocédulas, en español e inglés, en diversos puntos de la zona arqueológica e igual número fueron ubicadas en el museo de sitio, las cuales se pueden escuchar por medio de un enlace de código QR (Quick Response Code, código de respuesta rápida), cuyo lector ya viene incluido en la mayoría de los dispositivos móviles o puede descargarse gratuitamente.


Este código de barras bidimensional, con información codificada en un cuadrado, permite enlazar gran cantidad de información albergada digitalmente.


Explicó que las audiocédulas contienen datos proporcionados entre 2008 y 2010 por investigadores del INAH, que se ofrecen mediante un lenguaje sencillo con fines de divulgación.


Las cédulas impresas e instaladas en el sitio contienen un lenguaje más descriptivo, por lo que este nuevo tipo de cedulario auditivo ayudará a fortalecer la apreciación visual con apoyo del sonido; el visitante no se verá forzado a detenerse en un solo punto para poder escuchar, sino que podrá caminar, oír y observar su entorno, con lo que se genera una visita multisensorial.


Así, por ejemplo, en el edificio más importante del sitio, el Templo de la Serpiente Emplumada, están instaladas seis audiocédulas que resaltan aspectos como el ajuste calendárico, el nombre y descripción del gobernante de Xochicalco que construyó la estructura, los glifos que contiene y cómo fue explorado, entre otros.


Medina Romero aseguró que con el cedulario auditivo también se busca difundir y hacer más accesible el patrimonio cultural a personas con discapacidad; se pretende lograr un ideal de infraestructura para los distintos tipos de público que recibe.


Las audiocédulas permiten ser monitoreadas en cada uno de los puntos donde fueron instaladas, con lo que se podrá determinar rutas de recorrido preferenciales de los visitantes, además de saber si se necesita mejorar las condiciones de accesibilidad en ciertos espacios, entre otros aspectos.


Joanna Morayta Konieczna, coordinadora de Difusión de la Zona Arqueológica de Xochicalco, detalló que las cédulas auditivas son parte de una biblioteca virtual, con lo que se generó un enlace para cada una de ellas y pueden ser reproducidas por medio de los códigos QR, aunque también se pueden descargar de forma gratuita.


La también diseñadora gráfica, responsable técnica del proyecto, enfatizó que los audios, en formato mp3, son de bajo tamaño y corta duración para agilizar la escucha, el más corto es de 20 segundos, el más largo de cuatro minutos y medio, correspondiente al titulado Camino prehispánico, el cual narra el recorrido del museo al sitio arqueológico, cuyo tiempo de duración es más o menos el mismo del trayecto.


“El público puede escucharlos de manera aleatoria, sin necesidad de una secuencia. Si quedó alguna duda se pueden consultar después, ya que cuentan con la opción de descarga”, comentó.


El proyecto que se instrumenta en Xochicalco es parte del Programa Nacional de Señalización, que el INAH ha implementado para actualizar los contenidos y mejorar la señalización en las zonas arqueológicas, a través de enfoques pedagógicos que transmitan de mejor manera la información a los diferentes públicos.


La iniciativa tiene varias etapas, una de ellas es la creación de una estrategia de uso de tecnologías de la información, cuya finalidad es ampliar los contenidos y las posibilidades de comunicación en los sitios patrimoniales, para conocer no solamente sus aspectos históricos, sino otros temas de interés para las comunidades con las que comparten el territorio, por ejemplo, el medioambiente, y las costumbres y tradiciones que se relacionan con los valores culturales del patrimonio arqueológico.


Isabel Campos Goenaga, directora del Centro INAH Morelos, expuso que el uso de las tecnologías es muy importante en la difusión cultural, sobre todo si se pretende llegar a un público más amplio, el cual cuenta con un fácil acceso a dispositivos como teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras, por lo que se busca que la gente, a través de estos aparatos, se apropie de su patrimonio y coadyuve con el INAH en su cuidado.


Concluyó que con proyectos como éste, el instituto avanza en su labor de proteger, conservar y difundir el patrimonio cultural, al vincular de manera más enriquecida a la sociedad con los bienes culturales, ya que no se trata únicamente de recorrer el sitio, sino que las nuevas tecnologías permitan interactuar con los espacios.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20171219_boletin_457.pdf)Boletín 457[Descarga]