ENCRyM

La ENCRyM sede del Encuentro de Escuelas de Conservación y Restauración. Foto: Mauricio Marat, INAH.

 

*** En el evento participan estudiantes de seis escuelas del país, quienes intercambian experiencias en la atención del patrimonio cultural

 

*** En el encuentro se inauguró la instalación Ruta de la diversidad, que da cuenta de la intervención a una colección de xantiles de Tehuacán, Puebla


 

 

Estudiantes de seis escuelas de restauración del país se reúnen desde hoy y hasta el 9 de febrero para intercambiar sus experiencias en el Encuentro de Escuelas de Conservación y Restauración, 50 años aprendiendo a conservar el Patrimonio Cultural, que fue inaugurado en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM).

 

En la ceremonia de inauguración, el maestro Andrés Triana, director de la ENCRyM, sostuvo que el único objetivo del encuentro es abrir un espacio sostenido de comunicación y de intercambio de las experiencias vinculadas con la formación académica en los campos de la restauración y conservación del patrimonio cultural. 

 

“Para la escuela es muy importante motivar este diálogo en el marco de los 50 años de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, creemos que uno de los asuntos que nos plantea el horizonte de esta institución pionera en el campo de la restauración, tiene que ver con abrir la comunicación que permita trabajar de manera más cercana y articulada con nuestros pares académicos en México”.

 

Triana añadió que la ENCRyM se compromete a realizar año con año una experiencia similar, lo que permitirá conocer las distintas perspectivas desde las que los estudiantes se están aproximando al patrimonio.

 

Además, apuntó que “será un espacio de autocrítica, de discusión de diversas posturas y perspectivas que permitirá construir una plataforma común, que amén de las diferencias institucionales, contribuirá en la conservación del patrimonio, por lo que celebro el que se consolide este encuentro de intercambio entre las escuelas nacionales y espero que pronto se extiende a Iberoamérica”.

 

En la ceremonia de apertura también estuvo María de los Ángeles Hernández, coordinadora de la Licenciatura en Restauración de la ENCRyM, quien señaló que entre las actividades que se desarrollan en los cuatro días del encuentro destacan los talleres: Elaboración de presupuestos en restauración; Aproximaciones a los procesos fotográficos del siglo XIX; Elaboración de geles para limpieza de bienes culturales y Protección legal del patrimonio cultural: entender su esencia en tres pasos.

 

En la actividad académica, en la que también se imparten conferencias magistrales, conservatorios y la presentación de la instalación Ruta de la diversidad, participan estudiantes de la Escuela de Restauración de Occidente (ECRO); de la Universidad Autónoma de Querétaro; de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí; de la Escuela Estatal de Conservación y Restauración Refugio Reyes, de Zacatecas, y del Instituto Botticelli para el Arte y la Restauración, de Cuernavaca, Morelos. 

 

María de los Ángeles Hernández señaló que este tipo de actividades también buscará permear en titulaciones y prácticas de campo colaborativas.

 

En el primer día de actividades se inauguró la instalación Ruta de la diversidad, resultado del trabajo en el Seminario Taller de Cerámica en conjunto con la clase de Valoración y Diagnóstico, la cual da a conocer los conocimientos adquiridos por alumnos durante la restauración de una colección de esculturas en barro denominadas xantiles, localizadas en la Zona Arqueológica de Tehuacán, Puebla.

 

 Carlos Alberto Hernández Navarrete y Jimena Villanueva, estudiantes de cuarto semestre de la Licenciatura en Restauración de la ENCRyM, mencionaron que la instalación está dividida en cinco segmentos o valores que identificaron en la colección atendida: Tecnológico, Histórico, Funcional, Arqueológico y Estético Formal. En ella se incluyen las reproducciones de las piezas arqueológicas realizadas por los alumnos.

 

En cada uno de los apartados se expresan ciertas características de las piezas, así como de la sociedad que las creó, así como reproducciones, un video del proceso de intervención, un cartel y unas máscaras.

 

En el Valor Tecnológico se aprecian las réplicas elaboradas en barro y un molde que muestra la técnica de factura. En el Funcional se hace referencia al uso ritual y de culto de las piezas, dedicadas al dios de la muerte, Mictlantecuhtli, del cual se encontraron varias cabezas esculpidas en el sitio arqueológico de Tehuacán, y en la instalación se muestras dos reproducciones.

 

En el Valor Histórico se habla de lo que ocurrió en el Valle de Tehuacán en el periodo Posclásico Tardío (1100 al 1521 d.C.); fue un sitio de intercambio comercial y cultural.

 

La valoración Arqueológica habla del proyecto de restauración de la colección, y finaliza con la valoración Estética Formal en la que se hace énfasis en la muerte por medio de unas máscaras.  La instalación se podrá apreciar del 6 al 9 de febrero en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, ubicada en calle General Anaya 187, San Diego Churubusco.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (2018_035.pdf)Descargar[Boletín 35]

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Tulum