Antropólogo Diego Prieto Hernández.

 

*** Estudió Antropología Social en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), con maestría en Ciencia Política por la UNAM

 

María Teresa Franco, directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), designó al antropólogo Diego Prieto Hernández, Secretario Técnico de la institución.

Diego Prieto, quien se desempeñaba como Coordinador Nacional de Antropología, sucede en el cargo al doctor César Moheno, quien continuará prestando sus servicios al INAH en proyectos específicos dependientes de la Dirección General.

Diego Prieto Hernández posee una amplia trayectoria como profesional al servicio de la institución. Estudió Antropología Social en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), posee estudios de maestría en Ciencia Política en la UNAM y cuenta con la maestría en Ciencias Antropológicas por la UAM-I.

De 1995 a 2000 fue director del Centro INAH-Querétaro. Entre 2012 y 2013 fue coordinador académico de la línea de investigación sobre Pueblos indígenas y procesos socioambientales, dentro del Proyecto Etnografía de las Regiones Indígenas de México en el Nuevo Milenio. Como se informó en líneas arriba, de 2013 hasta su nueva designación fue Coordinador Nacional de Antropología.

En el ámbito académico ha sido profesor-investigador de la ENAH y del Centro INAH-Querétaro. Coordinador y director de diversos proyectos de investigación y director de tesis. Ha impartido diversas conferencias y talleres en seminarios, coloquios y simposios.

 El antropólogo es miembro de la red nacional temática de investigación Etnoecología y patrimonio biocultural, reconocida por el Conacyt, y del comité académico del Proyecto Etnografía de las Regiones Indígenas de México en el Nuevo Milenio.

Ha recibido los premios: Manuel Gamio al mejor trabajo de investigación y planeación estratégica en el área de Planeación estratégica y gestión del patrimonio cultural (2010), por el Expediente técnico y postulación del espacio cultural: lugares de memoria y tradiciones vivas de los pueblos otomí-chichimecas de Tolimán. La Peña de Bernal, guardián de un territorio sagrado.

El Premio Francisco de la Maza, a la mejor investigación en el campo de Conservación del patrimonio arquitectónico (2005), por el Expediente técnico para la declaratoria de las misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro como Patrimonio de la Humanidad.

Ha recibido en dos ocasiones la mención honorífica del Premio Miguel Covarrubias, en la categoría de mejor diseño e instalación de exposición, por los trabajos: Los pueblos indios de Querétaro (2000) y Ya ximhai xa nsu. Territorios de lo sagrado (2012). 

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20150921_boletin_244_ok.pdf)Descarga[Boletín 244]108 kB