Importancia

 

Es de mucho interés la pintura mural que todavía se conserva en los muros del Ex convento de Tepeapulco.  Además, en una de sus celdas vivió y escribió el ilustre fray Bernardino de Sahagún.  En el claustro bajo se encuentra el museo local Fray Bernardino de Sahagún fundado en 1959 y toma su nombre del célebre fraile quien entre 1558 y 1560 dio inicio en este pueblo el primer estudio antropológico formal en el nuevo mundo que culminaría con la magna obra conocida como La Historia General de las Cosas de la Nueva España.  A la información que Sahagún recopiló en Tepeapulco se le conoce como Primeros Memoriales. 
 

Historia del Museo
 

El conjunto religioso se fundó sobre un Teocalli por la orden de los franciscanos en 1528, su primer guardián fue fray Andrés de Olmos, cuenta con varios anexos importantes, como el templo y la capilla de Jesús el Nazareno. 
 

Descripción del inmueble
 

El museo local cuenta con cuatro salas cuyos objetos que ahí se exhiben muestran el grandioso pasado prehispánico e histórico de este lugar. 
 

Temáticas tratadas en el Ex convento de Tepeapulco
 

La primara sala está destinada a exposiciones temporales, la sala dos nos introduce a través de sus gráficos al área geocultural denominada Mesoamérica, en esta misma sala encontramos piezas del horizonte preclásico consisten en objetos de barro con influencias de las culturas Tlatilco y Copilco, y un espacio de esta misma sala está dedicado al horizonte clásico donde destacan objetos de la cultura teotihuacana provenientes de la zona arqueológica del Xihuingo. 

La sala tres nos recibe con una excavación arqueológica en donde podemos conocer parte del sistema hidráulico utilizado por los frailes en el siglo XVI, en los muros de esta sala el visitante puede apreciar parte del acervo virreinal del convento consistente en pinturas al óleo como la de San Francisco de Asís, La Buena Muerte de San Agustín, entre otras. Por su parte la sala tres está dedicada al Horizonte Posclásico consistente en objetos producidos en cerámica de la cultura mexica y material lítico como un disco solar donde aparece representado Tonatiuh, deidad solar.    

Por último, la sala cuatro dedicada al Horizonte Preclásico, aquí se resalta la importancia que tuvo la religión en la vida del pueblo mexica, pues encontramos deidades como Tláloc: dios de la lluvia, Chicomecóat: deidad del maíz y Xiuhtecutli: dios del año y para finalizar nuestro recorrido encontraremos un monolito de Nahui Ollín, símbolo abstracto del calendario mexica.   
 

Horario
 

Miércoles a domingo de 9 a 16 horas.
 

Contacto
 

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.