Importancia 
 

Antigua sede del Colegio de San Nicolás Obispo, aunque su origen se remonta al siglo XVI, lo cierto es que de aquél inmueble sólo quedan algunos muros. Sus posteriores usos, escuela para niñas, vecindad, centro de reuniones agraristas, fueron dándole la forma que hoy tiene. Recorriendo sus salas y patios podemos enterarnos de la historia de este sitio patrimonial de Pátzcuaro.

Durante las últimas siete décadas el inmueble ha servido de escenario para las obras de los artesanos de la región purépecha. Sus exposiciones permanentes y temporales han constatado la evolución de una producción reconocida por su variedad, calidad y estética dentro y fuera del país. Ahora podemos saber también sobre los hombres y las mujeres productoras, sus necesidades y alternativas, acerca de su quehacer y de la organización del trabajo que está detrás de cada uno de los oficios de la región.
 

Historia del Museo 
 

Hace poco más de 72 años una disposición presidencial del General Lázaro Cárdenas del Río, creó el Museo Local de Artes e Industrias Populares en la ciudad de Pátzcuaro, con el fin de reivindicar el valor económico y estético de las manufacturas elaboradas en los pueblos purépechas. Para este fin se dedicó un edificio del siglo XVIII, compuesto de once habitaciones que se habilitaron como salas de exposición. El inmueble era una adaptación de la primera sede del llamado Primitivo Colegio de San Nicolás fundado por Vasco de Quiroga en el siglo XVI. En el año 1942 se integra a la Red de Museos del INAH. Anteriormente tuvo varios usos como escuela para niñas, vecindad, centro de reuniones agraristas.

En un inicio se creó a partir de una colección muy importante que tenían varias personas de la ciudad de Pátzcuaro, compuesta por piezas de maque y lacas.

Al pasar bajo la custodia del INAH, el museo se fue nutriendo de adquisiciones del Instituto y donaciones de los propios artesanos. A partir de una reestructuración profunda en la década de los 70, cuando se agregaron vitrinas elaboradas por los carpinteros de Pátzcuaro y se liberó una parte de la yácata que se encuentra en el patio posterior, se le dotó de una rica colección de alfarería de varios pueblos de la región purépecha de los años 50 y 60. Esa museografía se mantuvo por décadas hasta su actual renovación, realizada en el año de 2010. En diciembre de 2010 el museo reabrió sus puertas luego de trabajos de mantenimiento del edificio y de reestructuración museográfica basada en un contenido etnológico con el que se buscó renovar el interés del visitante por acercarse no solamente al gusto por las manufacturas, sino al conocimiento del modo de vida y organización de los pueblos que las producen.
 

Descripción del inmueble
 

La fachada principal del inmueble se desarrolla en el ángulo suroeste del conjunto, ubicación privilegiada para integrar al edificio en cierta forma a la plaza principal, haciéndolo destacar.  Las fachadas sur y poniente son sobrias, mostrando aplanado de cal y el cimiento de piedra. Cuentan con cuatro vanos ventana al sur y siete vanos ventana al poniente. La esquina, a diferencia del resto de la construcción, es enfatizada por la portada del siglo XVIII, cuya espadaña le proporciona esbeltez y originalidad al monumento, de diseño axial, cuenta con tres arcos, el del centro es más alto. El vano puerta disposición rectangular, cuenta con un marco de cantería.

El inmueble se desarrolla en un solo nivel, se ingresa al inmueble a través de un zaguán octagonal que conecta con el corredor que rodea al patio principal. El piso empedrado del patio principal sigue el diseño tradicional de losetas de piedra y continúa hasta los corredores sin marcar un desnivel. Los corredores están delimitados por arcos de medio punto, sostenidos por pilares de mampostería aparente. Tanto en el patio principal como en el secundario existen pozos de agua. El patio secundario se localiza al norte del patio principal. Su forma es rectangular con un eje longitudinal oriente-poniente. Se encuentra delimitado por corredores al oriente, poniente y sur, y muro corrido al norte. Los corredores cuentan con un sistema constructivo a base de columnas de madera sobre bases de piedra.

El sistema constructivo del inmueble es el característico de la región, a base de gruesos muros de adobe, viguería y cubierta a doble agua. Los muros están aplanados y pintados de blanco. Los pisos de algunas salas están trabajados con rajueleado de piedra, intercalado con fragmentos de hueso. Otros espacios tienen pisos de loseta de barro y piedra, y uno de ellos cuenta con pisos de madera. La mayoría de las puertas que se abren a los corredores presentan sencillos marcos de cantería con jambas lisas, dinteles rectos dovelados y tapas de dintel molduradas, algunas presentan cerramiento de madera.  

También se debe mencionar este inmueble en el año 2010 fue objeto de una restauración integral, se encuentra ubicado en la parte alta del Centro Histórico de la ciudad de Pátzcuaro, su ubicación privilegiada hace que su portada ochavada se convierta en remate visual de la calle de Don Vasco, que arranca de la Plaza Vasco de Quiroga.

La actualización, tuvo como propósito restaurar y rehabilitar los espacios que se habían deteriorado con el paso del tiempo, para albergar nuevas colecciones e incorporar temáticas que faltaban en el anterior guión museístico.
 

Temáticas tratadas en el Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro

En el inmueble histórico, sede original del Colegio de San Nicolás Obispo, están representados los cerca de 50 pueblos de la región purépecha, que se subdivide en cuatro áreas: la Sierra, la Laguna, la Ciénega y la Cañada de los Once Pueblos. La nueva curaduría ofrece un recorrido por las distintas formas de trabajo y los oficios de esta etnia, a través de 17 unidades temáticas, distribuidas en 12 salas. El objetivo es mostrar el trabajo como un factor que dinamiza la vida social y dota de identidad a los pobladores, de tal suerte que se detallan formas de trabajo que datan desde la época prehispánica hasta nuevos sistemas y oficios que se incorporaron durante el virreinato.  

Además con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución mexicana, el Museo Local de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro, fue sometido a un intenso trabajo de restructuración museológica y museográfica, a partir del cual presenta un nuevo discurso que aborda las distintas formas de trabajo y oficios de la región purépecha, compuesta por alrededor de 50 comunidades.

Bajo la curaduría de la Dra. Aída Castilleja González, Investigadora del Centro INAH Michoacán y colaboradora del Proyecto de Etnografía de las Regiones indígenas de México; así como de la Mtra. Catalina Rodríguez Lazcano, de la Subdirección de Etnografía del MNA y curadora de la Sala Puréecherio del mismo recinto, el museo ofrece un recorrido por las distintas formas de trabajo del pueblo purépecha.

Se representan actividades como la cacería, recolección, pesca, agricultura, elaboración de alimentos, alfarería, trabajo en cobre, labrado de piedra, madera, el maque de Uruapan, las lacas de Quiroga y el perfilado de oro de Pátzcuaro, así como los sistemas constructivos, la indumentaria (telar de cintura, de pedal y bordado), y música, dividida en dos subtemas: laudería y creación musical.
 

Recorrido
 

Salas de cacería, pesca, recolección, agricultura y elaboración de alimentos: en donde se abordan los conocimientos comunitarios.
 

Patio: destinado a sistemas constructivos decantados en un mismo espacio; cambios y permanencias.
 

Sala de alfarería: dedicada a las identidades plasmadas en las técnicas, los diseños y la decoración de productos.
 

Sala de fibras vegetales: donde se presentan las materias primas y la relación con el entorno.
 

Sala de oficios singulares: el tema central es la especialización del trabajo no sólo comunitario, sino también de algunas familias o agrupaciones de trabajo. Un ejemplo es el arte y oficio de la pasta de caña, que ha distinguido a Michoacán y que en tiempos recientes, ha sido revalorado y recuperado por gremios artesanales.
 

Sala de madera: aquí se muestran los problemas de conservación y deterioro de los recursos.
 

Sala de maque, laca y perfilado: en donde se explica la distinción histórica y geográfica a través de técnicas de decorado de añeja tradición.
 

Sala de indumentaria: plasma la organización social en el vestido y otros textiles, lo que supone la existencia de una serie de relaciones entre la propia comunidad y la región.
 

Sala de música: destinada a la construcción de instrumentos y a la creación musical en los distintos géneros que caracterizan la música de la región.
 

Sala de intercambio: que muestra los factores de cambio y permanencia; la duración de los objetos y sus usos, la innovación de procesos y nuevos mercados.
 

Acceso
 

El Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro está ubicado en el centro de la ciudad de Pátzcuaro, a una cuadra de la Plaza Vasco de Quiroga.

Entrando a la ciudad por la carretera Morelia-Pátzcuaro, continúe por la avenida Lázaro Cárdenas, que desemboca en la unión de las calles Ahumada, Lloreda y Buenavista (punto conocido como Siete esquinas), de ahí tome la calle Buenavista, que lo conducirá a la calle Arciga, continué por la calle Arciga, al oriente podrá observar la Basílica de Nuestra Señora de la Salud, continuando por esa misma calle a menos de 50 metros en dirección sur encontrará el Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro.

Si se encuentra en la Plaza Vasco de Quiroga, hacia el oriente, tomando la calle Cuesta Vasco de Quiroga, llegará al Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro.
 

Servicios disponibles en el Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro
 

En este museo se llevan a cabo visitas guiadas y talleres para público en general, escolares o grupos diversos. Para solicitar estos servicios deberán comunicarse al siguiente número telefónico: 01(434) 34 2-1029, de lunes a viernes de 9 a 17 horas. 
 

Horario 
 

Martes a domingo de 09:00 a 17:00 horas.


Costo de acceso
 
Entrada general: 50 pesos.

 

Contacto
 

Titular del Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro
Arq. Patricia Terán Escobar
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.