Ciudad de México 1932-2017

Jaime Ortiz Lajous se formó como arquitecto en la Universidad Nacional Autónoma de México; posteriormente ingresó a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la Sapienza de Roma, donde se especializó en la restauración de monumentos históricos, así mismo realizó estudios sobre urbanismo. El caudal de conocimientos que el arquitecto fue adquiriendo tanto en su vida académica como profesional, fue puesto al servicio de la ciudad y sus monumentos históricos, en ambos temas fue un defensor apasionado y un crítico implacable.

Son varios los inmuebles en los que el arquitecto Ortiz Lajous intervino, siendo algunos de los más destacados la Casa de los Azulejos, la cual mantuvo su antiguo esplendor adaptándose a sus usos contemporáneos y el antiguo monasterio carmelita en el Parque Nacional Desierto de los Leones. Fue responsable de la primera restauración integral de la Catedral de la Ciudad de México;  bajo su dirección se colocaron entre 1972 y 1985, 516 pilotes de control en la Catedral y el Sagrario Metropolitano, con la finalidad de evitar los hundimientos diferenciales que amenazaban la existencia de estas obras.

Su labor fue reconocida nacional e internacionalmente. En el terreno institucional, fue subdirector del Comité Administrativo del Proyecto de Planificación de la Universidad, además de ocupar la vicepresidencia para América en ICOMOS en el periodo de 1987 a 1993. Asimismo fue miembro del Consejo de Monumentos Históricos Inmuebles del INAH.

Con la muerte del arquitecto Ortiz Lajous, México pierde uno de sus más férreos defensores del patrimonio histórico; aunque su legado continuará no sólo en las obras que intervino, sino también en las enseñanzas brindadas a los estudiantes que formó durante varias generaciones en la Universidad Nacional Autónoma de México.