Significado

Llamada localmente “el cerro de los ídolos”, significa “lugar donde se adora a Malinalxóchitl” diosa mexica responsable de la hechicería y otras artes oscuras, hermana de Huitzilopochtli.

Sin embargo la zona arqueológica retoma este nombre del antiguo poblado sin mantener ninguna relación con los rituales consagrados a dicha diosa.

 

Importancia Cultural
 

En el sitio se encuentran restos de construcciones prehispánicas de carácter ceremonial y militar erigidas por algún grupo local antes de 1476, cuando fue conquistado por los mexicas.

Dichas construcciones destacan como puestos de vigilancia y control estratégico, pues se encuentran situadas de tal manera que desde ellas puede observarse claramente el valle de Malinalco en su totalidad.

En este conjunto de vestigios destaca el denominado Cuauhcalli o “Casa del Sol”, el edificio principal de este conjunto arquitectónico. Se trata de una magnífica obra de arte labrada en la misma montaña, construida a principios del siglo XVI durante el gobierno del Huey Tlatoani mexica Ahuizotl.

El basamento tiene las características arquitectónicas y escultóricas de un construcción mexica: a los lados de la escalinata se aprecian los restos de dos ocelotes (uno de los símbolos imperiales aztecas) y, en la parte central, se distinguen apenas los vestigios de lo que pudo haber sido un portaestandarte.

La puerta del edificio representa las fauces abiertas de una enorme serpiente que muestra los colmillos y la lengua bífida tendida en el piso; ésta simboliza al “monstruo de la tierra” Tlaltecuhtli, en su advocación Coatlicue. A los lados se encuentran esculpidos dos pedestales, uno representa un huéhuetl o tambor forrado con piel de ocelote; el otro a una serpiente con escamas en forma de punta de flecha, por lo que se le ha identificado como Izcóatl “serpiente de guerra”. Sobre estos se encuentran los restos de efigies humanas.

En el interior del recinto se encuentra un águila con las alas plegadas esculpida en piedra y en cuya base existe un pequeño hueco. Ésta se ha identificado como cuauhxicalli: recipiente donde se ofrendaba el llamado chalchiuatl (sangre humana), que era el alimento sagrado de los dioses.

El conjunto ceremonial cuenta con otras estructuras relacionadas con prácticas bélicas y religiosas. Entre ellas tenemos la estructura V un posible temalacatl, lugar donde se realizaban sacrificios gladiatorios. El edificio III, conocido como el Tzinacalli “la casa donde se quema” está formado por dos cuartos, el primero es rectangular y el segundo es circular.

 Malinalco cuenta con un gran atractivo turístico que va más allá de la zona arqueológica; espacios como el Museo Universitario Dr. Luis Mario Schneider y el ex convento agustino del siglo XVI, son una excelente opción para apreciar más de la historia, religión, botánica y arte del lugar.
 

Acceso

Se ubica a 99 km de la Ciudad de México, por la carretera a Toluca llegar hasta La Marquesa, dirigiéndose posteriormente a Tenango del Valle; a la altura del pueblo de Jajalpa se toma la desviación hacia Malinalco. De la ciudad de Toluca está a 70 km, siguiendo la vía a Tenango- Jajalpa.

 

Domicilio

Calle Amajac s/n, Barrio Santa Mónica, 52440, Malinalco, Malinalco, México.


Servicios disponbiles en la zona

Custodia, vigilancia, sanitarios y guardarropa.


Horario

Martes  a domingo de 10:00 a 17:00 horas.

Se cobra acceso


Contacto

Arqueólogo  Responsable de la Zona

Arqlgo: José I. Hernández Rivero
 

Correos electrónicos

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Teléfonos

01(722) 215-7080 / 01 (722) 215 – 8569 / 01 (722) 213 9581. Ext. 198031.