En El Pinacate, dentro del Gran Desierto de Altar, los o´odham mantienen viva la milenaria peregrinación por la sal

Ver el boletín