INAH
Inicio boletines Acervo Crean Archivo en Museo de Querétaro
Crean Archivo en Museo de Querétaro
(1 voto, media 5.00 de 5)
Viernes, 18 de Noviembre de 2011 13:25
smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon

Museo Querétaro

Destacan documentos vinculados con la arquitectura queretana; permiten recuperar información de la nomenclatura de calles del centro histórico del estado.


De más de 2,500 documentos


CREAN ARCHIVO GERMÁN PATIÑO EN MUSEO DE QUERÉTARO
 

*** El nuevo fondo está organizado en 106 expedientes, con textos que van de 1880 a 1970, que fueron reunidos por Germán Patiño, fundador y primer director del Museo Regional de Querétaro

*** Destacan documentos vinculados con la arquitectura queretana, que permiten recuperar información sobre la nomenclatura de las calles del centro histórico de la capital de ese estado

 
Más de dos mil 500 documentos, agrupados en 106 expedientes, que corresponden al periodo de 1880 a 1970 y dan cuenta de aspectos de la arquitectura, cultura, educación y actividad turística de Querétaro en esa época, integran el Archivo Germán Patiño, creado recientemente en la Biblioteca Conventual del Museo Regional de esa entidad.

La conformación de este fondo documental, que en breve será editado en versión digital, es resultado de un arduo trabajo de clasificación e inventario, realizado de 1995 a 2011, en el que se logró ordenar los textos reunidos por Germán Patiño, fundador y primer director del Museo Regional de Querétaro (MRQ), de 1936 a 1963.

La puesta a disposición del público de este archivo, se enmarca en el 75 aniversario de creación de dicho recinto museístico del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), el cual permitirá dar pauta a nuevas líneas de estudio sobre el devenir del estado de Querétaro de los siglos XIX y XX.

David Saavedra, historiador y gestor del patrimonio cultural del MRQ, informó que dentro del Archivo Germán Patiño destacan documentos vinculados con la arquitectura queretana, como escrituras de casas, que permiten recuperar información sobre la nomenclatura de las calles del Centro Histórico de Santiago de Querétaro.

“Los nombres de las calles han cambiado a lo largo de la historia, por ejemplo, el antes Callejón del Ciego es ahora el Andador Libertad, la calle de Los Cinco Señores es actualmente la Benito Juárez, y la del Biombo hoy se llama 5 de Mayo”.

El historiador del INAH comentó que este acervo documental representa una veta para la comunidad de investigadores, para el estudio de las principales casonas, y su posible relación con diversas épocas históricas del país, como la Revolución Mexicana.

Asimismo, los documentos incluyen correspondencia personal del queretano Germán Patiño, que dan un panorama sobre el patrimonio cultural tangible e intangible de Querétaro de aquella época; así como matrículas de maestros y alumnos de la Escuela de Bellas Artes del estado, y censos turísticos sobre hoteles y visitantes a la entidad entre 1936 y 1970.

El nuevo fondo quedó resguardo en la Biblioteca Conventual del MRQ, la cual posee más de 14 mil libros de la época colonial con temáticas diversas, como Filosofía, Física, Teología, Derecho, Literatura, Matemáticas, etc.

“El acervo de la Biblioteca Conventual tiene su antecedente en el Colegio Civil de Querétaro, creado en el siglo XIX, donde se concentraron gran variedad de manuscritos pertenecientes a bibliotecas de las órdenes religiosas llegadas a México en el siglo XVI, mismos que se dispersaron —y otros incluso se perdieron— a partir de la separación de la Iglesia y el Estado con las Leyes de Reforma en 1857.

“El proyecto de rescate de la Biblioteca del Ex Convento de San Francisco de Santiago se originó en 1950, cuando se conjuntó su acervo bibliográfico con el del Colegio Civil, el cual donó toda su colección al cerrar sus puertas al público ese mismo año; hoy conserva un acervo cuya antigüedad data de los siglos XVI al XIX”, refirió el historiador David Saavedra.

Añadió que entre las obras que se resguardan sobresalen los 15 libros corales del siglo XVIII (cantos gregorianos para liturgias), escritos a mano en hojas de pergamino por los frailes franciscanos del convento, y que encuadernaron en piel. “Cuatro de ellos son pequeños, mientras que los 11 restantes (abiertos) miden un metro de ancho, 70 centímetros de alto y pesan alrededor de 30 kilos”.

 



Museo Regional de Querétaro a 75 años de su fundación
 

David Saavedra explicó que el Museo Regional de Querétaro se convirtió en el principal centro cultural de la entidad a partir de 1936, gracias a la labor de Germán Patiño, quien lo rescató del abandono y deterioro que tuvo por uso inadecuado durante décadas.“El Convento de San Francisco de Santiago perteneció a la orden franciscana de 1540 a 1857, función que llegó a su fin con las Leyes de Reforma, promulgadas por Benito Juárez en 1857.

“A la llegada de Maximiliano de Habsburgo a México (1864) —añadió— el espacio fue utilizado como cuartel general de las fuerzas armadas del archiduque, hasta 1867 cuando fue asesinado. Posteriormente, el edificio quedó en el abandono, y a mediados del siglo XIX el lugar fue reocupado como vecindad, bodega para vendedores del Mercado Escobedo, y sitio donde eran comunes billares, fondas, caballerizas, abarrotes, pulquerías y arenas para peleas de gallos y box; por lo que el inmueble sufrió grandes deterioros y modificaciones en su fisonomía original”.

El historiador refirió que fue hasta 1936 que Germán Patiño, como encargado del resguardo del patrimonio cultural en Querétaro, de la entonces área de Monumentos Coloniales del gobierno federal —dedicado a la protección de bienes inmuebles, entre ellos los templos de la Cruz, Santa Rosa de Viterbo y San Antonio de Padua—, recuperó el Ex Convento de San Francisco de Santiago y lo convirtió en el Museo Regional del estado, para narrar la historia de la entidad y su vinculación en la historiografía nacional; a partir de entonces el recinto ha sido un icono cultural para la población queretana.

El inmueble que ocupa el museo comenzó a construirse en el siglo XVI (alrededor de 1540), por patrocinio de los caciques otomíes; resguarda poco más de 20 mil piezas paleontológicas, prehispánicas, virreinales, de los movimientos de Independencia y Revolución, y posrevolución.

Del acervo destacan obras pictóricas y escultóricas de arte virreinal (siglos XVI al XVII) que dan testimonio de las técnicas artísticas de aquellos años y de sus principales exponentes, como Luis Juárez, Juan Correa, Nicolás Rodríguez Juárez, Arellano o Miguel Cabrera.

Asimismo, otro de los objetos que sobresalen en las salas del MRQ, es la emblemática cerradura a través de la cual en 1810, la corregidora Josefa Ortiz de Domínguez pasó el recado a Ignacio López —que a su vez informaría al general Ignacio Allende— de que la conspiración había sido descubierta; el cerrojo fue intervenido durante 2009 y 2010 por especialistas de la Coordinación Nacional de Conversación del Patrimonio Cultural del INAH, dirigidos por la restauradora María del Rosario Bravo Aguilar, quienes le eliminaron óxidos y aplicaron una capa protectora de barniz para su mantenimiento y conservación.

La restauradora Bravo Aguilar mencionó que desde finales de los años 70, el museo ha tenido diversas y constantes intervenciones en los bienes muebles que resguarda; dijo que se prevé continuar con las labores en 16 pinturas de las 19 que integran la serie sobre la vida de San Ignacio de Loyola, hechas por Miguel Cabrera en el siglo XVIII, así como en cinco óleos sobre tela del siglo XVII que posiblemente sean de autoría del pintor novohispano Arellano. Además, continuará el Programa de Conservación Preventiva en todo el acervo del recinto, que consta de limpieza superficial de las piezas y fumigación.

“La Sala de Arqueología del recinto, incorporada en 1998, tiene cuatro secciones que versan sobre los asentamientos en los valles, semidesierto y Sierra Gorda en Querétaro, por grupos mesoamericanos y sociedades cazadoras-recolectoras (7000-5000 a.C. a 1742 d.C.)”, comentó Carlos Viramontes, arqueólogo del Centro INAH-Querétaro.

Los grupos de cazadores-recolectores dejaron evidencias de su cosmovisión en el arte rupestre, plasmada en poco más de 108 sitios del área semidesértica del estado; asimismo la sala incluye una reconstrucción hipotética del mapa que acompañaba el documento conocido como Relación Geográfica de Querétaro, que fue elaborado en el último tercio del siglo XVI.   

El Museo Regional de Querétaro se ubica en la calle Corregidora Sur, No. 3, en el Centro Histórico de Santiago de Querétaro, Querétaro. Horario: martes a domingo de 9:00 a 18:00 horas. Costo: 41 pesos.

 

Archivos adjuntos
Descargar este adjunto (archivo_german_patino_en_museo_queretaro.pdf)Descargar[Boletín]87 Kb
Última actualización el Viernes, 18 de Noviembre de 2011 17:51
 

Insurgentes Sur No. 421, Colonia Hipódromo, México D.F. CP 06100 Teléfonos 4040-4624 y 4040-4300 - Comentarios sobre este sitio de internet

INAH - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

Evaluación anual de los 235 sitios web gubernamentales del Gobierno Federal enmarcado en el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción (PNRCTCC) en 2011.         Evaluación anual de los 235 sitios web gubernamentales del Gobierno Federal enmarcado en el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción (PNRCTCC) en 2012.