La cátedra ha contribuido al conocimiento del desarrollo histórico y social del estado.


De Tierra Caliente a La Montaña

CUMPLE UN LUSTRO FORO ANTROPOLÓGICO DE GUERRERO

*** La cátedra “Ignacio Manuel Altamirano” ha contribuido al conocimiento del desarrollo histórico y social del estado, así como en el impulso de estudios de actualidad

*** La migración, las relaciones interétnicas, lenguas en extinción y aspectos rituales, como el chamanismo y nahualismo, son algunas de las investigaciones novedosas

Reconocida como un espacio de divulgación antropológica, la cátedra “Ignacio Manuel Altamirano”, a cinco años de su creación, ha contribuido al mejor conocimiento del desarrollo histórico y social del estado de Guerrero, que además de profundizar en los sucesos históricos de esta entidad, ha impulsado la investigación en temas de actualidad de su población como la migración, las relaciones interétnicas, lenguas en extinción y aspectos rituales, como el chamanismo y nahualismo.

Este foro académico, impulsado en 2006 por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) y el Grupo Multidisciplinario de Estudios sobre Guerrero (GMEG), también ha avanzado en los estudios del periodo prehispánico, como es el caso de la cultura Mezcala en el sitio arqueológico de Xochipala, o de las áreas de influencia mexica, como la zona de Ixcateopan.

A lo largo de un lustro, además se ha dado mayor impulso a las investigaciones historiográficas en torno a la Independencia de México, enfocadas a la insurgencia encabezada por Nicolás Bravo, así como de la Revolución en la región de La Montaña, y el papel de líderes campesinos que desarrollaron el movimiento zapatista en Guerrero.

“La creación de la cátedra respondió a la necesidad de difundir el conocimiento y trabajo académico del Seminario Permanente de Estudios sobre Guerrero, que surgió hace ocho años, con la finalidad de que los guerrerenses conozcan con mayor profundidad su cultura e historia”, indicó Amparo Sevilla, directora de Fomento a la Investigación de la Coordinación Nacional de Antropología del INAH y responsable del foro a partir de este año.

Ignacio Manuel Altamirano (1834-1893), cuyo nombre lleva la cátedra, fue uno de los escritores mexicanos más importantes por su legado dentro de la literatura mexicana al preocuparse porque ésta tuviera un carácter nacionalista que ayudara a la integración cultural e identidad nacional. Además, a través de sus diversos relatos logra un acercamiento a las costumbres de los pueblos cual si fueran estudios etnográficos minuciosos sobre el desarrollo y vida de su época.

La temática de esta cátedra, que se desarrolla también con la participación del Centro INAH-Guerrero, incluye las disciplinas de Antropología Física, Antropología Social, Arqueología, Etnohistoria, Etnografía, Historia y Lingüística, cuyos estudios o avances son presentados desde hace cinco años en conferencias que se exponen el primer jueves de cada mes, en el Museo Regional Guerrero.

Entre los temas pendientes por investigar, de acuerdo con el antropólogo del INAH Juan José Atilano, están los relacionados con los ámbitos arqueológico, lingüístico y etnológico.

“Algunos ejemplos son la casi inexplorada región en Tierra Caliente, donde hay diversos sitios arqueológicos; los rasgos lingüísticos de los chontales, cultura prehispánica del norte de Guerrero ahora extinta; o la significación de los rituales de La Montaña vinculados a la agricultura del maíz y los ritos de petición de lluvias”.

Entre los estudios novedosos a lo largo de este último lustro y dados a conocer en la cátedra, destacan “los trabajos sobre relaciones interétnicas, migración, cosmovisiones y rituales, chamanismo y anualismo, realizados por el etnólogo Samuel Villela; las investigaciones sobre lenguas perdidas de Guerrero del maestro Erasto Antúnez, o los estudios respecto del desarrollo minero en el norte del estado, así como las relaciones interétnicas de la época colonial, a cargo de la doctora Brígida Von Metz”, comentó el antropólogo Atilano.

Así mismo, añadió, se ha avanzado en los estudios sobre las comunidades indígenas en la zona de Acapulco, desarrollados por el maestro Rafael Rubí, de la Universidad Autónoma de Guerrero; las investigaciones sobre petrograbados en la misma zona, llevados a cabo por el arqueólogo Rubén Manzanilla, y las indagaciones hechas sobre la cultura olmeca, por la doctora Luise Iseult Paradis.

Durante este 2011 algunos temas que se abordarán en la cátedra versarán sobre aspectos como la relación política entre Madero y Zapata; las prácticas rituales de los terapeutas tradicionales de los nahuas del Alto Balsas; el análisis genómico de la población indígena y mestiza, y la Guerra Sucia en Guerrero, abordada a través de géneros literarios.

También se contará con “exposiciones que den panorámicas no sólo del estado de Guerrero, sino sobre procesos nacionales en los cuales esté inserta la entidad”, adelantó la maestra Amparo Sevilla.

La siguiente conferencia de la cátedra “Ignacio Manuel Altamirano” será la titulada Madero y Zapata, una difícil relación, a cargo del doctor Salvador Rueda Smithers, director del Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”, el próximo jueves 3 de marzo en el Museo Regional de Guerrero.