*** La publicación del INAH saca a la luz el primero de dos números que analizan las consecuencias de la contingencia sanitaria

 

*** Hay una alteración drástica de los distintos órdenes de la vida colectiva, cuya magnitud y repercusiones aún no se determinan

 

Situada temporalmente en el primer año de la contingencia sanitaria por la COVID-19, el número 6 de la revista Rutas de Campo, editada semestralmente por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dedica sus páginas a este suceso mundial, como primera parte de una serie de dos ediciones que analizan sus consecuencias en la humanidad.

 

De acuerdo con el texto introductorio, los estudios emergentes sobre la fragilidad ante esta enfermedad demostraron desde la primera etapa de la contingencia que la interdependencia de los factores socioeconómicos, de salud, demográficos (género y edad) y territoriales, se tradujeron en indicadores de mayor vulnerabilidad en los municipios con más carencias sociales, alejados de servicios de salud, o bien, en las zonas metropolitanas con altos índices de marginación.

 

Por lo anterior, resulta imposible reducir la coyuntura actual de este fenómeno al ámbito de la epidemiología, de la salud pública o de la economía: la crisis global desencadenada por el coronavirus ha constituido una alteración drástica de los distintos órdenes de la vida colectiva, cuya magnitud y consecuencias aún no logran determinarse con claridad, advierten la y los antropólogos Verónica Velázquez Guerrero, Ramón Eduardo González Muñiz y Pedro Ovando Vázquez.

 

Las políticas de distanciamiento social, refieren, obligaron a reconfigurar las formas de interacción cotidiana, a reorganizar los modos de habitar el espacio doméstico y de transitar el espacio público, y han impactado en los procesos educativos, productivos y modelos de organización del trabajo. Los preceptos de la sana distancia, la vigilancia sanitaria y las regulaciones que se advierten tras la noción de la nueva normalidad continúan operando como un permanente orden biopolítico de la vida social.

 

Por lo anterior, añaden, la irrupción de la COVID-19 obliga a situarnos desde una perspectiva histórico-social que permita definirla como un fenómeno social múltiple, el cual demanda la atención de las ciencias sociales y, especialmente, de la antropología, cuyas herramientas analíticas resultan necesarias para comprender la complejidad.

 

Ante esta situación, Rutas de Campo presenta “Perspectivas múltiples sobre la pandemia I y II”, cuya primera entrega, “Un virus, muchas epidemias: el rebrote de la diversidad cultural”, documenta diversas realidades, experiencias y significados de sujetos sociales y comunidades, en torno al coronavirus SARS-COV-2 en el país; integra nueve artículos que, a partir de la diversidad sociocultural del territorio nacional, tienen como eje temático la contingencia sanitaria en los ámbitos local, regional y nacional.

 

El primer número inicia con un texto de las investigadoras Clementina Battcock, Annia González y Nadia Menéndez, quienes relatan la forma en que la sociedad se ha enfrentado a estos fenómenos en distintas épocas. En el segundo artículo, Ana Victoria Morán sopesa el valor de la antropología médica y las posibilidades de esta subdisciplina en las circunstancias actuales.

 

Blanca Cárdenas expone la importancia de las diversas formas de comunicar la ciencia, a partir de una encuesta en Facebook, donde analizó las imágenes positivas y negativas sobre esta. Sabine Pfleger aborda los imaginarios en torno a la enfermera y el epidemiólogo; y Elia Nora Arganis muestra cómo el tipo y la calidad del auxilio material y simbólico depende del grado de integración familiar.

 

En tanto, José Guadalupe Rivera revela los resultados de un cuestionario hecho a jóvenes universitarios al inicio del confinamiento sanitario, y expone los conflictos derivados de la convivencia familiar prolongada, entre otras afectaciones. Alfredo Ruiz plantea que la llegada de la COVID-19 rompió con diversos esquemas sociales de la normalidad instituida, por lo que propone pensar a la “nueva normalidad” como algo heterogéneo y cambiante, y no reducirla a normas de prevención sanitaria.

 

Se incluye un texto basado en entrevistas sobre impactos psicosociales, de Guadalupe Judith Rodríguez. La edición cierra con un homenaje a las y los compañeros del INAH fallecidos durante la contingencia sanitaria, de Bernardo Yáñez Macías Valadez.

 

La segunda entrega será publicada con el subtítulo “Miradas etnográficas de la COVID-19”, próximamente.

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (Boletín 204.pdf)Boletín 204.pdf[Descargar]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

Luna Roja