Simposio Román Piña Chan

Fernando López,Profesor Investigador de la ENAH; Nelly Robles,Profesora Investigadora Centro INAH-Oaxaca; Julieta Valle, directora de la ENAH; Diego Prieto Hernández, director general del INAH; Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador Nacional de Arqueología; Ángeles Olay,Profesora Investigadora Centro INAH-Colima;Antonio Benavides, Delegado Centro- INAH-Campeche, y Víctor Joel Santos,Profesor Investigador Centro INAH- Sinaloa, durante el XXIII Simposio Román Piña Chan. Zonas Arqueológicas en contextos urbanos. Foto: Mauricio Marat, INAH.

 

*** El encuentro se realiza en la ENAH, del 6 al 8 de noviembre, como parte de las conmemoraciones por el 80 aniversario de esta casa de estudios

 

*** Además de retomar casos particulares de investigación y protección de patrimonio arqueológico en ciudades, difunde los criterios y procesos que el INAH sigue en dichos escenarios


 

 

Con el tema “Zonas arqueológicas en contextos urbanos” y un amplio programa de trabajo que incluye 31 ponencias, cinco conferencias magistrales y nueve sesiones de carteles, del 6 al 8 de noviembre se lleva a cabo el XXIII Simposio Román Piña Chan, en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

 

Al inaugurar el encuentro, Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), destacó que el simposio permite repensar la arqueología de México. “Somos el país que más valora la arqueología en Iberoamérica, no sólo por su importancia antropológica de la disciplina, sino porque desde el siglo XVIII constituyó la búsqueda de los vestigios de las sociedades que nos precedieron y fue el gran motivo para encontrar un sentido de origen, de pertenencia y de orgullo de esta nación que empezaba a configurarse en el imaginario de los grupos sociales que conformaron la Nueva España”.

 

Expuso que durante sus 23 emisiones, el encuentro académico ha sido multidisciplinar, como las mejores investigaciones del maestro Piña Chan, y han participado arqueólogos, historiadores, antropólogos, biólogos, químicos, entre muchos otros profesionales, con innovadoras propuestas de investigación.

 

En la ceremonia de inauguración estuvieron Julieta Valle, directora de la ENAH; Pedro Francisco Sánchez Nava,  coordinador  nacional de Arqueología; Nelly Robles; profesora investigadora del Centro INAH Oaxaca; Joel Santos, investigador del Centro INAH Sinaloa; Fernando López,  profesor de la ENAH; María de los Ángeles Olay, profesora investigadora del Centro INAH Colima; y Antonio Benavides, director del Centro INAH Campeche.

 

En esta ocasión, el encuentro académico tiene sede en el Auditorio Román Piña Chan de la ENAH y se realiza en el marco de las conmemoraciones por el 80 aniversario de esta casa de estudios, donde justamente surgió como actividad estudiantil en 1996.

 

El titular del INAH abundó que estas jornadas han configurado un espacio importante para dialogar con invitados internacionales que sintetizan la arqueología latinoamericana.

 

“En esta edición, el simposio contempla como eje de reflexión las zonas arqueológicas en contextos urbanos,  una cuestión que, sin duda, forma parte de la realidad de la investigación arqueológica en un país como México, donde el desarrollo urbano de muchas ciudades vulnera en algunas ocasiones al patrimonio arqueológico, pero también configura una oportunidad para la investigación y la gestión de este legado”, anotó el antropólogo Diego Prieto.

 

Por su parte, la doctora Julieta Valle, directora de la ENAH, celebró que en el marco de los 80 años de la escuela el Simposio Román Piña Chan regrese a sus instalaciones, donde surgió en 1996.

 

“Es muy pertinente trabajar el tema de la arqueología en contextos urbanos, aquí, en la escuela, donde tenemos a un lado la pirámide de Cuicuilco y el periférico y la avenida Insurgentes, con una problemática muy característica de las ciudades, además es muy importante que se haga en este lugar donde están los estudiantes que fueron los promotores iniciales de este evento”.

 

Durante el primer día de actividades se inauguró la exposición de 10 carteles que hacen referencia a igual número de investigaciones en urbes, los cuales compiten por ser la mejor propuesta informativa.

 

Para los arqueólogos Pedro Francisco Sánchez Nava y Guadalupe Espinosa Rodríguez, titulares de la Coordinación Nacional de Arqueología y la Dirección de Operación de Sitios, respectivamente, y organizadores el evento académico, es importante que los alumnos tengan una participación más activa y, a la postre, se generen más investigaciones vinculadas con este tipo particular de arqueología.

 

“Nos interesa llevar a la tribuna algunas de las metodologías y casos más destacados en la investigación y protección del patrimonio antiguo que subyace o convive con muchos enclaves modernos”, expuso Sánchez Nava.

 

En este sentido, dijo, se presentarán cuatro ponencias a cargo de arqueólogos y especialistas internacionales en la materia: La gestión del patrimonio arqueológico en ámbitos urbanos: los retos del futuro, de Ángeles Querol, de la Universidad Complutense de Madrid, España; El pasado y el presente de la ciudad de Guatemala, de Bárbara Arroyo, del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala; La dimensión arqueológica del patrimonio cultural en ámbito urbano, de Alicia Castillo, también de dicha casa de estudios española; y La arqueología urbana en América Latina: un desafío al conocimiento, de Daniel Schávelzon, del Centro de Arqueología Urbana, de la Universidad de Buenos Aires, Argentina.

 

Guadalupe Espinosa detalló que el comité académico procuró que las conferencias representaran geográficamente a toda la República. Para ello, el simposio se divide en siete mesas: Ciudad de México I y II, Este de México (que incluye casos del norte del país), Oeste de México, Hidalgo y Estado de México, y Campeche y Yucatán.

 

En una última mesa, titulada Protección Técnica y Gestión de Sitios, los arqueólogos Nelly Robles, Verónica Ortega y Raúl Barrera, junto con la propia Guadalupe Espinosa, hablarán de esta temática y su aplicación en las zonas arqueológicas de Monte Albán, Teotihuacan y Cholula.

 

Cabe señalar que además de su vínculo con un sitio arqueológico en particular, se ha cuidado que las conferencias ejemplifiquen los criterios y procesos seguidos por el INAH para indagar y salvaguardar los distintos tipos de vestigios arqueológicos (arquitectura, enterramientos, materiales u ofrendas, entre otros) que se encuentran en contextos urbanos durante rescates o bien en proyectos de investigación y salvamento arqueológico.

 

“Es una oportunidad para que la gente conozca bajo qué circunstancias el instituto realiza trabajos meramente de orden investigativo, y bajo cuáles se pueden generar proyectos de difusión como la reciente apertura de la ventana arqueológica del Templo de Ehécatl, en Tlatelolco”, señaló Espinosa.

 

El coordinador nacional de Arqueología concluyó que el encuentro tiene el objetivo último de dar a la arqueología urbana la importancia que merece, pues “es tan relevante como la que se practica en ambientes selváticos y desérticos”, y en el caso de México, se remonta a la administración del segundo conde de Revillagigedo, cuando en 1790 tuvo lugar el descubrimiento de la Piedra del Sol y del monolito de Coatlicue en la entonces Plaza de Armas novohispana.

 

La entrada al XXIII Simposio Román Piña Chan es libre para público en general en la ENAH (Periférico Sur y Zapote s/n, colonia Isidro Fabela, alcaldía de Tlalpan). El programa puede consultarse en la página web del INAH.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (2018_408.pdf)Boletín 408[Descargar]

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Mayapán