Imprimir

Se presentó el libro “Instituto Nacional de Antropología 80 años” en la sede del Congreso de Tlaxcala. Foto: Andrea Herrera. Área de comunicación del Centro INAH Tlaxcala.

 

*** La publicación se convierte en una herramienta de gran valor para la tarea de la enseñanza antropológica, parte también de la misión de la institución

 

*** Los autores representan voces que, desde distintas disciplinas y experiencias, aportan fragmentos de una historia institucional fascinante


 

 

Tlaxcala, Tlax.- A partir del nacimiento del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en 1939, su creador, el antropólogo Alfonso Caso, vislumbró el vasto quehacer histórico y antropológico de México por documentar, y es justo en la conmemoración del 80 aniversario de la institución, que con una edición emblemática se enmarca su premisa de investigar, conservar y difundir el patrimonio cultural de la nación.

 

Con el título Instituto Nacional de Antropología e Historia. 80 años, la publicación conmemorativa expone las metas y los retos que han significado el desempeño de este organismo, como quedó de manifiesto durante la presentación de este libro en la sede del H. Congreso del Estado de Tlaxcala.

 

La edición que refiere ocho décadas de incesante actividad del INAH, fue reconocida por la diputada Luz Vera Díaz, presidenta de la Comisión de Educación del Congreso local, quien destacó el apoyo de la representación estatal del Instituto en la salvaguardia de las raíces del pueblo tlaxcalteca.

 

Por su parte, al subrayar que los eventos conmemorativos por los 80 años del INAH, cerraron el sábado pasado con un homenaje por el 124 aniversario del natalicio de Alfonso Caso, en la Rotonda de las Personas Ilustres, en la Ciudad de México, la antropóloga Aída Castilleja, secretaria técnica de la institución, hizo un recuento de los antecedentes históricos de este organismo cultural, el cual nació bajo una visión nacionalista y se cristalizó en el gobierno de Lázaro Cárdenas.

 

“La cuenta del tiempo sirve para dimensionar el pasado, para ubicarnos en el presente, pero también para significar ese trayecto que la institución ha trazado, en una serie de caminos certeros que posibilitan a mirar al frente, y desde la crítica y la autocrítica, afinar rumbos y afianzar pasos”, destacó al tiempo de detallar que los 15 ensayos que integran el libro están precedidos por textos de presentación de la autoría de Alejandra Frausto, secretaria de Cultura del Gobierno de México; del director general del INAH, Diego Prieto; y de Teresa Franco, extitular de la institución y coordinadora de la obra; además de participantes como el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, por mencionar algunos.

 

Los autores de los textos, dijo, “representan voces y plumas que, desde distintas disciplinas y experiencias profundamente ancladas en el hacer y quehacer del Instituto, aportan fragmentos de una historia institucional fascinante, la cual narra —de manera amena y por demás sustentada— la conjunción de acontecimientos e instituciones entonces existentes; así como especialistas con conocimientos enciclopédicos que coinciden en marcar rumbos.

 

Instituto Nacional de Antropología e Historia. 80 años se convierte en una herramienta de gran valor para la tarea de la enseñanza antropológica, parte también de la misión del INAH”, finalizó la secretaria técnica.

 

“En 81 años, esta institución ha sido pilar de la reflexión, del análisis, de la lectura que hacemos de nuestra historia, de nuestros orígenes”, refirió en su intervención el director del Centro INAH en la entidad, José Vicente de la Rosa Herrera, tras calificar este libro como una “obra monumental, producto de la reflexión de muchos investigadores e intelectuales, hombres y mujeres responsables, en su momento, del Instituto.

 

“Este logro enorgullece por ser resultado de la institución más importante en América Latina en su rubro”, añadió, luego de expresar que esta satisfacción se ha visto complementada con el reciente reconocimiento de Tlaxcala como parte de la lista de estados con patrimonio cultural inmaterial declarado por la UNESCO, mediante inscripción de la talavera.

 

Las múltiples actividades del organismo, basadas en la misión de investigar, conservar y difundir el inmenso patrimonio arqueológico, histórico, antropológico y paleontológico de la nación, hasta los retos que enfrenta, se enumeraron en el espacio congresista, englobando las labores que han servido para el fortalecimiento de eventos emblemáticos que configuran la historia del INAH.

 

Los participantes coincidieron en que la institución ha evolucionado y está en constante búsqueda de nuevas formas, teorías y prácticas, refrendando cada día la misión para la cual fue creada: investigar y conservar del patrimonio cultural. 

 

La publicación Instituto Nacional de Antropología e Historia. 80 años” —también exalta el diálogo de la institución con organismos internacionales, lo que le ha dado trascendencia a nivel mundial— resignifica la presencia del INAH en el ámbito social y cultural del país por su incesante empeño en la revaloración del patrimonio material e inmaterial, lo que recientemente le valió el Premio al Arte Editorial, que otorga la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20200106_boletin_033.pdf)Boletín 33[Descargar]