Significado

La palabra náhuatl Huamuxtitlán se traduce Junto a los Guamúchiles, pero es posible que en época prehispánica también se le haya conocido con otro nombre, ya que fue sede de un señorío mixteco-nahua entre los años 1200 y 1521 después de Cristo (d. C.).

 

Importancia

Ubicada en la margen derecha del río Tlapaneco, esta zona arqueológica es el remanente de un extenso asentamiento humano ocupado desde el año 1200 d.C. por mixtecos y nahuas que sostuvieron relaciones comerciales con grupos tlapanecos y mixtecos de los actuales estados de Guerrero, Oaxaca y Puebla. Sin embargo, hay que destacar que en otros puntos de Huamuxtitlán y a lo largo de la Cañada, quedan vestigios mucho más antiguos.

Las vasijas recuperadas durante las exploraciones de la pirámide de Huamuxtitlán señalan una estrecha relación económica y social con el área mixteca-poblana para el Posclásico Tardío entre los siglos XIII y XV. En ese periodo, existían otros centros de poder indígena sobre la Cañada conformados principalmente por poblaciones mixtecas.

En la segunda mitad del siglo XV, cuando comerciantes y embajadores mexicas tuvieron fuerte presencia en la región, los habitantes de la Cañada adoptaron sus bienes de prestigio; a esta etapa corresponden la arquitectura y las dos ofrendas excavadas en la pirámide de Huamuxtitlán que reflejan la ideología bélica-sagrada del Centro de México. Por el intenso comercio, las poblaciones y sobre todo las élites gobernantes enfatizaron el uso de la lengua náhuatl y muchos lugares empezarían a conocerse en dicha lengua, convirtiéndose Huamuxtitlán en un bastión de la Triple Alianza liderada por México-Tenochtitlan.

La influencia mexica en Huamuxtitlán también se observa en documentos del periodo colonial. En 1580 por ejemplo, los nombres José Tlacochcálcatl, Pedro Cohuazancan y Melchor Yacanxicuácatl indican que sus ancestros cumplieron algún cargo militar, administrativo o religioso, adoptando el cargo como parte del nombre. Tlacochcálcatl, que significaba “Señor o capitán de la casa de los dardos”, era equivalente al rango de general, lo que muestra parte de la antigua organización político-guerrera de los señores locales.

Del asentamiento prehispánico de Huamuxtitlán que corresponde a la época mexica solamente se conserva un templo piramidal, ya que el resto del área ceremonial y las zonas habitacionales han quedado bajo el área urbana actual. La pirámide está compuesta por tres cuerpos escalonados que descansan sobre una plataforma, alcanzando una altura de seis metros, con una base de 26 metros en sentido este-oeste y 21.5 metros norte-sur. La fachada, orientada hacia el poniente donde se encuentra el río Tlapaneco, tiene una escalinata de acceso construida del primero al tercer cuerpo. Sobre este último hay un pequeño basamento que era el lugar donde desplantaba el templo o teocalli que guardaba la deidad a la que estaba consagrada la pirámide.

En 1533 los frailes Agustín de la Coruña y Gerónimo de San Esteban llegaron a Chilapa y luego a Olinalá. Al año siguiente se desplazaron a Huamuxtitlán y en 1535 alcanzarían Tlapa. El desmantelamiento de templos y pirámides de Huamuxtitlán empezaría bajo la orden de los religiosos para tratar de desterrar a los antiguos dioses, tanto física como espiritualmente, pero seguramente también por intervención de Bernardino Vázquez de Tapia, su encomendero.

Los trabajos de exploración y consolidación realizados por Guadalupe Martínez Donjuán entre 1979 y 1980, permitieron conocer los vestigios arqueológicos tanto prehispánicos como coloniales, incluyendo la última etapa constructiva que empezó su destrucción después del año 1534.

 

Acceso

Se localiza en la cabecera municipal del mismo nombre, en la región de La Montaña, estado de Guerrero. Se toma la carretera 93 que parte de Chilpancingo rumbo a Tlapa de Comonfort. Llegando a Tlapa hay que transitar sobre la carretera federal 92, y a 39 kilómetros está Huamuxtitlán y la zona arqueológica, en pleno centro de la ciudad.

 

Servicios disponibles en la zona: Por su ubicación dentro de la mancha urbana de Huamuxtitlán, es fácil acceder al mercado, servicios generales, restaurantes y hoteles.

 

Horario: Martes a domingo de 09:00 a 17:00 horas.

 

Recomendaciones: Debido a las altas temperaturas de La Cañada donde se ubica la zona arqueológica, se recomienda llevar abundante agua para hidratarse, así como usar zapatos cómodos y sombrero o gorra.

 

Contacto: Centro INAH Guerrero 747 4717121 y 4720035

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.