Significado

La palabra náhuatl Xochipala significa La Flor que Pinta de Rojo, y se le agregó “La Organera” a su designación porque los órganos son característicos de la región.

 

Importancia cultural

Representativa de la cultura arqueológica Mezcala, la Organera-Xochipala se desarrolló entre los años 700 y 1000 después de Cristo, con varias etapas intermedias de construcción y reconstrucción de espacios. El área nuclear de la zona arqueológica, que ocupó unos 18,000 m2, estuvo conformada por templos, estructuras piramidales y cuartos distribuidos en varios niveles, formando tres plazas, seis patios, 32 estructuras y un juego de pelota, además de otros montículos sin explorar. Muchas edificaciones fueron decoradas con hileras de “clavos” arquitectónicos, que son cilindros de piedra, dispuestos tanto vertical como horizontalmente sobre tableros. Como parte de este estilo arquitectónico, que es propio de la región, hay pasillos techados con “bóveda falsa” hecha con lajas saledizas, mientras que los templos se construyeron con techos planos.

La Plaza Central está rodeada por varias estructuras: los Patios Hundidos al norte, el Palacio Blanco al sur, y el Basamento de los Clavos y el Cuarto de la Banqueta al oriente.

El Juego de Pelota está flanqueado al poniente por la Plaza Norte y, al sur, por un montículo que es parte de los Patios Hundidos. Estos últimos son dos espacios rodeados por los montículos de mayores dimensiones del asentamiento. La cancha del Juego de Pelota, que se ha excavado parcialmente, tiene una orientación arquitectónica norte-sur; al sur está liberado uno de sus cabezales y un largo muro recubierto con piedra careada que corresponde a la base del montículo que cierra el Patio 5. Al poniente del Patio 4 sólo se ha explorado una pequeña escalinata asociada a un pasillo con bóveda falsa y otra escalinata de grandes dimensiones que da al poniente.

Un pasillo orientado este-oeste, separa al Basamento de los Clavos de tres estructuras denominadas como el Cuarto de la Banqueta, el Palacio de los Tres Pilares y el Templo de las Luces. Este último desplanta sobre un basamento de dos cuerpos con escalera central que da hacia el sur.

En la parte poniente de la zona se encuentra el Patio de los Palacios Porticados, es decir, un espacio rodeado por cuatro construcciones que parecen haber sido palacios: el Palacio de los Cuatro Pilares, el Palacio de los Dos Muros y dos edificaciones de las que se conservan sólo sus escalinatas.

Al interior del Patio de los Palacios Porticados se encuentra una construcción circular con un desagüe al fondo, utilizada seguramente para la captación y distribución de agua. Por un pasillo al sur del Palacio de los Cuatro Pilares, se accede a la Plaza del Aljibe, delimitada al sur por el Palacio Mezcala. En la parte oriente de esta misma plaza se localiza otro pasillo y una escalinata que pasa entre dos basamentos bajos, para llegar al Patio del Órgano.

En el Patio del Sur se erigió el Palacio Quemado, y el Templo del Ocaso cuya fachada da hacia el Patio de la Tumba Oculta.

En la porción más baja de la zona se ubica la Plataforma Sur, con un pequeño basamento denominado Templo del Adoratorio con escalera que mira al occidente, y los restos de una construcción de planta circular.

La zona fue estudiada por distintos arqueólogos desde la década de 1970, y las excavaciones más relevantes estuvieron a cargo de Rosa María Reyna Robles en las últimas décadas.

 

Acceso

Se encuentra en la región montañosa del Centro de Guerrero. Desde la Ciudad de México se toma la autopista que va a Iguala; después la carretera federal 95, México-Acapulco. En el kilómetro 90, en la desviación a Filo de Caballos, se recorren 11 kilómetros por carretera pavimentada y dos de terracería. La zona arqueológica se localiza en el poblado de Xochipala.

 

Servicios disponibles en la zona: El lugar cuenta con recepción, sanitarios y sala introductoria.

 

Horario: Martes a domingo de 09:00 a 17:00 horas.

 

Recomendaciones: La extensión del recorrido, las escalinatas y la intensa luminosidad solar hace necesario usar zapatos cómodos, sombrero o gorra y ante las altas temperaturas, no debe olvidar llevar abundante agua para hidratarse.

 

Contacto: Centro INAH Guerrero 747 4717121 y 4720035

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.